“Inocente”

COMPARTIR

Para el Dr. Jorge Faisal se confirmó la teoría de la defensa respecto a “nunca pudieron transformar en pruebas los indicios. No tienen nada que ver con el delito. Por fin se va a terminar este calvario van a tener que absolverlo porque los acusadores no pudieron probar nada”.

El abogado defensor lamentó que “los culpables están allá afuera por culpa de este empecinamiento contra mi defendido” y denunció que “violaron sistemáticamente todos los derechos constitucionales; las agencias de poder no buscaron al verdadero responsable y condenaron falsamente a este hombre”.

Más adelante, señaló que “nunca se habló del hecho en sí, solo se habló del contexto. La muerte no se probó, no la pudieron probar y se mantuvieron mentiras que nunca fueron dichas por los testigos” porque “ustedes no quieren llegar a la verdad, tuvieron preso a un inocente por tres años y privaron a una familia de saber la verdad. No han podido demostrar el móvil del crimen”.

“Basta de mentiras, Valdez no fue la última persona que habló con Rosalía Jara. Ningún testigo la vio en la garita ni en el auto de Juan Valdez”, enfatizó, mientras que solicitó “invalidar el procedimiento hecho con perros, dado que la propia policía admitió que fue realizado sin testigo civil” que le de legalidad.

Ironizó que “les llamó la atención las 14 llamadas de Rosalía a Juan Valdez, pero nos les pareció raro las 17 llamadas de B.” la misma noche del hecho. “Ni tampoco tuvieron en cuenta la prueba material que Valdez envió un mensaje de Whatsapp a las 0:48 de 2 de julio desde su casa a su esposa”, lo que prueba donde estuvo.

Faisal refutó todas y cada una de las evidencias de la fiscalía y la querella, y calificó al caso como “un mal cuento, un relato surgido de la imaginación de los acusadores, fruto de una inhábil, incompetente y sesgada investigación en vano contra Juan Valdez, pero la realidad e ha impuesto en este juicio”.

“Algún día la justicia va encontrar a los verdaderos responsables del crimen de Rosalía Jara. Quiero pedir dos cosas: la absolución de mi cliente y que se cargue con costas al MPA”, concluyó.