La querella pidió 6 años de prisión efectiva para el escribano Mauricio Traverso

COMPARTIR

Es por los supuestos delitos de estafa por abuso de confianza, retención indebida por supresión de documento, incumplimiento de los deberes de funcionario público, uso de documento privado falso y otra estafa.

El empresario Hernán H. Viano, por intermedio de su abogado Gabriel Baucero, requirió a al juez de la Instrucción Penal Preparatoria la apertura del juicio contra el escribano Mauricio Javier Traverso para quien reclamó la pena de 6 años de prisión efectiva por los delitos citados.

En la presentación, Viano indicó que “por el presente escrito a presentar requisitoria de acusación requerimiento acusatorio y peticionar la apertura del procedimiento intermedio conforme las siguientes circunstancias de hecho y de derecho que expongo”.

Acusó al imputado en Mauricio Javier Traverso, de profesión escribano, domiciliado en Vera, por hechos que describió con detalles.

“En fecha 1 de noviembre de 2010 Viano vendo a Blanca Ana Gómez una fracción de terreno ubicado sobre la ruta nacional 11, a 300 m al norte del acceso a Vera” y en el boleto de compraventa agregado a la causa se acordó que los pagos serían por ante la escribanía de Traverso, ubicada en calle San Martín de Vera, recordó Viano. Anadió que la compradora abonó parcialmente la suma acordada habiendo recibido Traverso, supuestamente, la suma de 42.515 dólares, en dos pagos.

“Los pagos en las fechas y montos que se consignan fueron percibidos por una hermana del escribano, a sabiendas que debía cobrar esos valores era Hernán H. Viano”, agregó. Para Viano, su exesposa M. L. T. habría sido la destinataria de ese pago, más cinco pagarés de 8.805 dólares cada uno, lo que representa una suma 86.540 dólares en total.

“El dinero jamás se le reintegró a Viano y el responsable directo de que eso ocurriera fue Mauricio Javier Traverso, lo que constituye una estafa del citado profesional en los términos del Código Penal”, aseguró en el texto presentado al juez.

En el escrito, Viano reflejó que “intimado (Traverso) a fines de que proceda a la entrega del dinero abonado por la señora Blanca Ana Gómez, a través de pieza postal de fecha 26 de septiembre de 2011 rechazó la intimación y manifestó que nunca fue su apoderado para curar sumas de dinero por la venta que realizara a la señora Blanca Ana Gómez” y que tampoco tuvo “pagaré, niego tener que rendirle ningún tipo de cuentas por ningún motivo o concepto textual”.

Pero, el empresario y querellante sostuvo que “conforme los recibos que le otorgó el escribano a Blanca Ana Gómez, recibió el dinero de los pagarés y firmó al dorso de los mismos. En la cláusula segunda, última parte del contrato citado, se consigna que dichos pagos deberán efectuarse en el domicilio de calle San Martín, en la Escribanía Traverso”.

Viano lo acusó de que “concretamente, Mauricio Traverso recibió los pagos y no debió hacerlo” y de negarse a “reintegrar 17 pagarés que estaban en custodia en poder del escribano público”.

“La acción típica consiste en no restituir el dinero a tiempo, así se configura el delito negando la devolución, es un delito doloso de omisión”, aseveró.

Por otra parte, “quedaron en poder del escribano Traverso la cantidad de 6 pagarés de 8.805 dólares cada uno y otros 12 pagarés que suscribió la señora Blanca Ana Gómez por la compra enunciada, que el profesional se niega a restituir lo que constituye una retención indebida”, indicó Viano en su pedido a la justicia.

Aclaró asismismo que Blanca Ana Gómez fue terminante en su declaración en sede fiscal de Vera al afirmar que “recuerdo que el boleto de compraventa lo revisó quién era cuñado de Viano, el escribano Mauricio Traverso. Y también recuerdo que a los pocos días de realizar dicho boleto hice una entrega, cuyo dinero lo tomó el escribano Traverso. No recuerdo el monto. Al momento de confeccionar el escribano el boleto de compraventa recuerdo haber firmado varios pagarés, que tampoco recuerdo fechas y montos, que recuerdo que el primer monto más el primer documento lo pagué en la Escribanía Traverso”.

Al preguntársele si alguno de los documentos fue pagado al señor Viano, la mujer contestó: “No, al selñor Viano nunca se le entregó personalmente ningún dinero, se le abonó al escribano Traverso y a la señora M. L. T.”.

En la denuncia consta que específicamente por la conducta del escribano Traverso, Hernán H. Viano habría dejado de percibir 285.280 dólares (valor total del terreno vendido), más el interés legal que fija el Banco Nación, “más todos los gastos y daños y perjuicios ocasionados al suscrito y a terceros, más precisamente a la señora Blanca Gómez por cuanto aún no se ha podido concretar las escrituación a favor de la misma”.

Los delitos que Viano, a través de su abogado patriocinante le endilga a Traverso, son los de estafa por abuso de confianza, retención indebida por supresión de documento, incumplimiento de los deberes de funcionario público uso de documento privado falso y otra estafa.

La pena solicitada conforme a los supuestos ilícitos que la querella da por probados es de 6 años de prisión de cumplimiento efectivo, con más accesorias legales y costas, y con los agravantes que incrementa la responsabilidad penal de un sujeto: “Se trata de los motivos que se vinculan al hecho en sí mismo y otorgan más gravedad al delito teniendo en cuenta la calidad de escribano del imputado, su formación cultural, circunstancias que le permitió conocer plenamente la antijuridicidad de sus actos”.

Formalmente, entonces la parte querellante solicitó la apertura del juicio, para lo cual pidió  la formación de un tribunal unipersonal, presentó las pruebas necesarias y la documental que acompaña su requisitoria, más las periciales caligráficas del segundo hecho referido al cheque.

Segundo hecho

El segundo hecho tiene que ver con lo ocurrido en el mes de junio de mayo de 2015, cuando de “su puño y letra firmó un Cheque del Banco Nación de la Argentina Sucursal Vera , insertando en los espacios en blanco del valor citado 20 de mayo 2015, como fecha de emisión, y fecha de pago 21 de mayo de 2015”, apuntó Viano.

“El cheque había quedado desde 2010 bajo su custodia en la escribanía de su propiedad atento a la relación familiar que mantenía con denunciante, según se desprende de la acusación.

Cabe consignar que desde el 2010 en el escribano Traverso y Viano no tuvieron más trato familiar y comercial, y que “con el solo fin de causar un perjuicio económico al titular de la cuenta bancaria, lo presentó al cobro el 28 de marzo de 2015 y en su propia cuenta bancaria, todo con el fin de obtener un beneficio económico; y siendo tan burda la adulteración que la propia institución crediticia rechazó el pago por presentar indicios de adulteración”, consta en el pedido de elevación a juicio.