Tercera etapa del IFE: el bono de Anses no se cobrará en la provincia

COMPARTIR

La titular de Anses confirmó que la ayuda continuará en las zonas en las que persistan las restricciones y el aislamiento. Está en estudio un ingreso universal para los meses posteriores a la pandemia. 

La tercera etapa del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el bono de $10.000 que otorgaba la Anses a monotributistas y trabajadores no formales, no continuará en la provincia de Santa Fe por disposición del organismo que reorientará el tercer pago a zonas críticas que mantengan el aislamiento, como Amba y Chaco.

La titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, confirmó que la tercera etapa comprenderá a las zonas en las que persistan las restricciones y el aislamiento por la cuarentena, y afirmó que está en estudio un ingreso universal para los meses posteriores a la pandemia.

“En la tercera etapa, el IFE no es un Ingreso Familiar de Emergencia como fue el anterior que fue para todos los que se habían inscripto, sino que va a ir a la zona donde la cuarentena vuelve a una fase 1, donde la cuestión está más complicada en términos de respetar el aislamiento”, dijo Raverta en diálogo con Radio 10.

Señaló que esta ayuda está destinada a “aquellos que están por fuera del ingreso del mercado de trabajo y que viven de la economía informal y no están registrados”.

El día de hoy cobrarán la segunda ronda del IFE los beneficiarios cuyo Documento Nacional de Identidad (DNI) termina en 8 y 9, y hayan ingresado una CBU o Cuenta DNI del Banco Provincia como mecanismo de cobro en la primera oportunidad.

En el mes de abril, unos 800.000 santafesinos recibieron el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), según señalaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia. Esto significó un desembolso de 8.000 millones de pesos. La nueva definición de destinar el IFE a las “zonas rojas” de aislamiento se explica debido a que la actividad económica comenzó a recuperarse en las provincias con distanciamiento social. El mismo criterio se tomó para la segmentación de la tercera ronda del programa ATP.

“Cada vez que se paga el Ingreso Familiar de Emergencia es una decisión nueva, donde se incluye volver a asignar presupuestariamente un monto enorme para acompañar a los argentinos y argentinas a los que el gobierno está cuidando en la situación de pandemia”, explicó Raverta.

Al ser consultada sobre si el Gobierno estudia para los próximos meses la instrumentación de un ingreso universal, Raverta dijo que el tema “está en agenda y se está discutiendo pero le falta mucho recorrido; planificar la pospandemia incluye pensarla durante la pandemia”.

“Hay múltiples miradas sobre la posibilidad de tener un ingreso universal y no es una discusión sencilla; las cuestiones y soluciones no son unidireccionales, en la comunidad participa el tercer sector y también el sector privado”, consideró.

Fuente: Ecos365