Familiares, vecinos en general y militantes socialistas brindaron una emotiva despedida a Hermes Binner

COMPARTIR

El féretro con los restos del exgobernador de Santa Fe fue cubierto con rosas rojas y las banderas argentina y del Partido Socialista. A las 11 en punto fue trasladado en caravana hasta el cementerio de San Lorenzo, donde se iba a realizar la cremación.

El féretro con lo restos del exgobernador a punto de ser trasladado a San Lorenzo

A las 11 en punto se puso en marcha el cortejo fúnebre que trasladó los restos del exgobernador Hernes Binner desde la sala velatorio de Casilda hasta el cementerio de San Lorenzo, donde serán cremados.

El féretro fue cubierto con rosas rojas, una bandera argentina y otra del Partido Socialista. El tránsito en la cuadra donde se encuentra ubicada la sala velatoria, en Primero de Mayo al 1900, tuvo que ser cortado para facilitar la salida del coche fúnebre y para que la gente que se acercó a despedir al líder socialista pueda mantener el distanciamiento de rigor.

De acuerdo a lo organizado desde ayer, los restos del exintendente de Rosario se trasladaron al cementerio de San Lorenzo, donde se realizará la cremación. La salida del féretro fue acompañada por vecinos, familiares, amigos y militantes del Partido Socialista que le brindaron un cerrado aplauso durante unos minutos.

El féretro fue cubierto con rosas rojas y las banderas argentina y del socialismo.
Una caravana de vehículos acompañó al cortejo fúnebre hasta el acceso a la autopista a Córdoba, sitio hasta donde estaba permitido el acompañamiento de acuerdo a los protocolos sanitarios de la cuarentena.

Mientras el cortejo fúnebre se ponía en marcha, Juan Carlos Zabalza, otro de los principales dirigentes del Partido Socialista manifestó que recordará a Binner “por su trabajo inmenso de construcción política, del cual fue mentor y ejecutor esencial. Todas las transformaciones que se hicieron siendo gobierno tuvieron una cabeza que empujaba en una misma dirección y además había un conjunto de hombres y mujeres que acompañaron en un sentido constructivo”.

“Hermes Binner pasó la vida pensando de qué forma se puede innovar para favorecer o mejora la vida de quienes más lo necesitan. Hermes fue un padre común, con una enorme sensibilidad que dedicó a su vida a mejorar la vida de la gente”, agregó.

La Capital