Vecinos reclaman obras que solucionen el “chiquero” que es calle Colón (videos)

COMPARTIR

Con escasos milímetros caídos en la ciudad, calle Colón agrava su ya de por si calamitoso estado.

La arteria está dinamitada. Baches, desniveles, bocacalles tapadas del barro de las colectoras hacen de la vía de acceso al Hospital poco más que un sendero.

A la menor llovizna se transforma en algo parecido a pisadero de aninales vacunos, una situación que de por sí desmejora la calidad de vida de los frentistas en todo su extensión.

A pesar de ello, y de presentar un tránsito sostenido durante gran parte del día, las obras necesarias para recuperarla no aparecen. Por lo menos, no hubo anuncios al respecto por parte del gobierno municipal que ayer por boca de su titular, la intendente Paula Mitre, anunció que hasta el fin de la pandemia no será posible sumar nueva infraestructura para la ciudad.

El reclamo de los vecinos es tan urgente como desoído por una gestión municipal que hace rato se dio cuenta de que el plan de obras públicos prometido durante la campaña electoral se hizo cuesta arriba, casi una utopía.

“Ya esperamos mucho”

Puntualmente, aquellos que viven en la zona de Colón y Urquiza claman soluciones al estancamiento del agua sobre la calzada: “Les parece ripio esto? Y el asfalto es un chiquero, el agua no corre… hasta cuando? Me parece que ya esperamos mucho”, protestó una señora con domicilio en ese punto de la ciudad.

Por el momento, las soluciones aparecen como distantes. En otros puntos de la ciudad, también ocurre lo mismo, al extremo que los vecinos se valen por sí mismos para salir del paso. Como en un tramo de H. Irigoyen donde un hombre consolidó con escombros la calle que estaba intransitable.