Preventiva para los Aquino por el asesinato del Viernes Santo

COMPARTIR

Ordenaron la prisión preventiva de Diego Aquino y su padre Mario Aquino por el homicidio de Luciano Daniel Jesús Cañete cometido en Calchaquí.

Fue solicitada por el fiscal Gustavo Latorre y dispuesta por el juez Martín Gauna Chapero en una audiencia llevada a cabo hoy de forma remota. Al menor de los imputados, que reconoció la autoría del hecho, se le impuso la cautelar por el máximo legal de seis meses. Para su padre, en tanto, la privación de la libertad es por 60 días.

Tanto Diego, de 21 años, como su padre Mario, de 60 años, quedaron en prisión preventiva en el marco de una investigación que encabeza el fiscal Gustavo Latorre por el homicidio de Luciano Daniel Jesús Cañete, alias “Tayson” cometido el Viernes Santo en Calchaquí.

La medida cautelar fue solicitada por el fiscal Latorre y dispuesta por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Martín Gauna Chapero, en el marco de una audiencia llevada a cabo en los tribunales de la ciudad de Vera y en la que todas las partes intervinieron a distancia a través de la aplicación Zoom.

El menor de los hombres investigados –cuyas iniciales son DRA– fue imputado por el fiscal Latorre como autor del delito de homicidio. En la audiencia llevada a cabo, reconoció expresamente que fue él quien le causó la muerte a Cañete. En tal sentido, el juez Gauna Chapero resolvió que la prisión preventiva impuesta sea por el máximo legal de seis meses.

En relación al hombre mayor –cuyas iniciales son MRA–, el fiscal Latorre le endilgó ser partícipe necesario del homicidio de Cañete y el juez Gauna Chapero resolvió que la medida cautelar privativa de su libertad sea por 60 días.

Caño y rebenque

“El homicidio que investigamos fue cometido alrededor de las 21:30 del viernes de la semana pasada en inmediaciones de la Cuarta Cortada del barrio Comunidad Aborigen de la ciudad de Calchaquí”, informó Latorre.

El fiscal relató que “con un caño de hierro, DRA le propinó al menos tres golpes en la cabeza a la víctima y le provocó la muerte de forma inmediata. El elemento contundente que utilizó tenía 97 centímetros de largo y 25 milímetros de ancho, el cual fue secuestrado por la policía a un metro de distancia del lugar en el que estaba el cadáver de Cañete”.

Latorre también sostuvo que “para poder lograr su cometido contó con la participación necesaria y determinante de su padre. El hombre intervino en el hecho dándole golpes con ujn chicote o rebenque a Cañete. De esta manera, impidió que la víctima pudiera defenderse”. El fiscal añadió que “en el domicilio de los imputados se secuestró un chicote-rebenque trenzado con cabo de madera 43 centímetros aproximadamente, de lazo aproximado de 80 centímetros, el cual tenía manchas de sangre en su extremo”.

El funcionario del MPA concluyó que “con su conducta, DRA provocó dolosamente la muerte de Cañete, mientras que sin la ayuda y cooperación que le brindó su padre, no hubiera podido lograr su cometido”.

“Buen tino”

Por su parte, el abogado defensor de los imputados Sixto González indicó a InfoVera su conformidad con los plazos impuestos por el juez de Instrucción Penal Preparatoria: “El bueno tino del juez Martín Gauna Chapero hizo que considerara proporcional al curso de la investigación imponer estos plazos de prisión preventiva”.

“Todo aparenta que el padre, una vez cumplida la medida cautelar, quedará en libertad. En tanto, el que irá a juicio es el hijo por el homicidio”, refirió.