Defensoría propuso una serie de medidas para descomprimir la asistencia a los bancos

COMPARTIR

Defensoría del Pueblo dirigió al Banco Central de la República Argentina y al Banco de Santa Fe oficios con propuestas en procura de evitar la concentración de personas que acuden a las entidades financieras a percibir sus haberes y de esa manera se cumplan las medidas sanitarias en el marco de la pandemia de Covid 19.

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Santa Fe recomendó este viernes al Banco Central de la República Argentina una serie de medidas para disminuir el número de personas que están concurriendo a las sedes de los bancos para percibir sus haberes en el marco de la apertura excepcional dispuesta para ello.

“Si bien el gran número de beneficiarios sin tarjetas de débitos que le posibilitara acceder al dinero por cajeros automáticos requería de medidas inmediatas como la apertura excepcional de las entidades a esos efectos, la experiencia demostró que la misma debe ser indispensablemente acompañada por otras decisiones que tiendan a disminuir el número de personas que concurren a las sucursales”, explicó la defensoría en la nota que fue remitida a la entidad madre de las entidades financieras y también fue enviada al Banco de Santa Fe, dado que este es el agencia financiero de la provincia.

Si bien la Defensoría del Pueblo expresó su conformidad con la decisión de abrir los bancos sábado y domingo para descomprimir la situación, la institución consideró que se necesitan más acciones para garantizar que se cumplan con las medidas sanitarias necesarias en el marco de la pandemia de Covid 19.

Las propuestas realizadas por la Defensoría del Pueblo son:

– Resolver que las distintas entidades bancarias que pagan haberes y demás beneficios dispongan de personal en distintos cajeros automáticos de las grandes ciudades tendientes a asistir a las personas que cuentan con tarjetas de débitos pero tienen inconvenientes de operar con las mismas. Esa información ser debidamente informada y publicada con la cobertura de distintas zonas de las ciudades.

– Estudiar la implementación de un sistema de turnos a los fines de que se pueda acceder al cobro de una manera organizada, sin que esto implique una dilación mayor en la percepción de los beneficios.

– Analizar la implementación de horarios según terminación de DNI y que la atención no opere por orden de llegada, lo que evitaría largas colas desde muy temprano a la madrugada.

– Disponer que aquellas entidades que cuentan con cajeros automáticos móviles sean enviados a distintas zonas de ciudades con los recursos humanos necesarios para asistir a quienes operen en ellos, difundiendo el lugar y horario en el que asistirá evitándose el traslado de personas a sucursales.

– Difundir entre los concurrentes las opciones existentes para la extracción de dinero por cajeros automáticos en el caso de no disponer de tarjeta de débitos.

– Prever la tarea de personal de seguridad pública o privada, en la función de organización de las colas y el cumplimiento de las distancias interpersonales, no solo dentro de las instalaciones sino incluso fuera de ella.

– Contemplar la instalación de baños químicos y provisión de agua para atender las necesidades de quienes se encuentren haciendo cola fuera de los bancos.