Denuncian mala praxis, supresión de identidad o sustitución de niño en el caso de la beba que nació con dos cabezas

Denuncian mala praxis, supresión de identidad o sustitución de niño en el caso de la beba que nació con dos cabezas

El caso ocurrió en la Navidad pasada. En el Hospital Central una beba con bicefalia murió en el parto. La malformación no había sido detectada en las ecografías previas. La familia denuncia que pudo haber sustitución de bebé.

El 25 de diciembre último, Ayelén Liliana Aquino, de 21 años, ingresó al Hospital Central de Reconquista para dar a luz a su hija, que agrandaría la familia compuesta ya por un nene de 3 años que tuvo en parto normal.

Al nosocomio llegó con rotura de bolsa y con un parto inminente, sin más síntomas que los habituales para este tipo de situaciones. Pero, a poco estar en manos de los médicos se le ordenó la práctica de una operación cesárea, dado que la beba en su vientre disminuía los latidos de un pequeño corazón.

La intervención quirúrgica no fue exitosa. La beba nació muerta y, para asombro y conmoción de propios y extraños, con dos cabezas.

En aquel momento el caso no salió a la luz, pero ahora, en razón de una presentación judicial radicada por la joven madre y su familia el suceso cobró estado público.

Su patrocinante legal, el abogado Oscar Vásquez, confirmó a InfoVera que “en la mañana de hoy, a las 7:48, hice la presentación en sede judicial, en la que pedimos que saber si hubo mala praxis médica, supresión de identidad o sustitución de niño”.

El profesional indicó que “una chica de 21 años tuvo familia en el Hospital de Reconquista luego de haberse realizado toda la atención del embarazo en el Samco de Avellaneda”, sin que en ningún momento del proceso del embarazo haya habido indicios de la malformación.

Es más: a las 31 semanas de gestación (28 de octubre 2019), se le efectuó un estudio de ecodiagnóstico (ecografía) sin anomalías, con la firma del médico que la atendía, apuntó.

El abogado precisó que “obran en nuestro poder las ecografías donde no resulta que haya ningún problema, el 25 de diciembre llegó con rotura de bolsa al Hospital, la atendió la sección de partos, pero no pudo tener parto normal y entonces fue a cesárea porque el bebé estaba perdiendo pulsaciones”.

“Cuando le hicieron la cesárea, salió la médica y le dijo a la abuela que la beba había nacido muerta. Se trataba de una nena, se la mostró y le abuela le sacó una foto, era una bebé que en el mismo tronco tenía dos cabezas”, agregó

Respecto de las pruebas aportadas, el Dr. Vázquez puntualizó: “Tenemos las ecografías, la foto, la filmación, y con todo ese le estamos pidiendo al fiscal a que le toque llevar el caso que nos diga qué pasó. Porque le damos vueltas y vueltas y no le encontramos la punta del ovillo, entonces el fiscal va a tener que investigar”.

Por lo pronto, añadió, en la siesta de este lunes la nueva jefa del Nodo de Salud, la Dra. Leira Mansur, dispuso una “amplia investigación, y el director del Hospital salió a decir que, efectivamente, el 25 de diciembre nació un niño de dos cabezas”.

Respecto de por qué no se dio conocer la novedad, siendo que además es un tema de estudio médico, el director “sostuvo que la familia no quería, cosa que no es cierto porque el padre y la madre de la chica vinieron a mí el 7 de enero para impulsar la denuncia”, aseguró el abogado querellante.

“Realmente no sabemos qué pudo haber pasado, yo tengo una teoría que puede llegar a ser un poco alocada como todas las otras teorías, y es que haya habido una sustitución de bebé. Que haya nacido de otra madre el chico. Porque las ecografías que le hicieron en el Samco de Avellaneda son perfectas, y jamás se visualizó el tema de las dos cabezas, y aparte el ecografista es un profesional con trayectoria”, completó.

///EL DATO

DENUNCIA

En la presentación judicial, la joven Ayelén Liliana Aquino, denunció por “comisión de delito penal de mala praxis, supresión de identidad, sustitución de niño o la figura penal que corresponda al Dr, Luis Leopoldo Marechal, del Samco de Avellaneda y a la Dra. Mariela Ramírez, del Hospital de Reconquista”.