Ataque a tiros contra CRC: investigan si fue un mensaje dirigido a una persona determinada

Ataque a tiros contra CRC: investigan si fue un mensaje dirigido a una persona determinada

A la 0:05 de este sábado, la zona de pileta del Centro Recreativo Calchaquí fue blanco de un demencial ataque a tiros.

A esa hora, un desconocido que vestía uniforme policial irrumpió, junto a otro, en a bordo de una moto (se cree de 150 cc) frente la lugar recreativo, descendió, ingresó y descerrajó una docena de tiros contra el sector de la barra de tragos.

Así como fue de celero el ataque también lo fue la huída. No dejaron rastros tras de sí que se pudieron seguir inmediatamente.

En ese momento, cerca de 30 personas disfrutaban de un evento de fin de semana. Ninguna resultó herida, aunque el estado se shock era general por la situación límite vivida.

«Pudo haber matado a 6 ó 7 personas, fue un ataque del que no hay registros que haya pasado alguna vez en otro lugar», confiaron fuentes del caso a InfoVera.

«Se trató de un loquito vestido de policía, creemos que no es de acá, llegó al CRC con casco puesto y comenzó a tirar hacia el sector de la barra pero hacía arriba con la pistola, fueron 13 tiros o más», agregaron los mismos consultados.

El arma que utilizó es un 9 mm. En el suelo se hallaron dos docenas de vainas servidas. La policía trabajó para resguardar las pruebas, pero desde esta mañana ya interviene la PDI en la investigación.

Por el momento, la pesquisa está centrada en analizar las cámaras de los comercios ubicado en la zona. Se espera que puedan aportar algún elemento revelador de la identidad del atacante.

«La principal hipótesis es que fue un mensaje para alguien que estaba ahí en en ese momento, porque no tiró a matar sino que elevó los disparos. Fue como una advertencia, investigamos si pudo ser por drogas, timba o deudas, porque está claro que no tiró a matar», indicaron a este portal los investigadores.

El manejo preciso de la pistola (que es la oficial que porta la policía), las ropas de agente policial que llevaba puestas y la determinación para llevar a cabo su tarea, hacen pensar que pueda ser, realmente, un numerario policial. Por este motivo, se cursaron alertas a otras unidades policiales. Si las cámaras ofrecen imágenes nítidas del agresor, su identificación podría ser posible.

Foto: Walter Cardonatti