Prisión preventiva para “Pajarito” Rossi por delitos vinculados al juego ilegal

Prisión preventiva para “Pajarito” Rossi por delitos vinculados al juego ilegal

El agenciero santafesino fue imputado como jefe de una asociación ilícita. También por pago de sobornos a funcionarios de seguridad y de Lotería de Santa Fe. Cumplirá la medida en la modalidad domiciliaria. Más imputados.

El largamente famoso zar de los juegos de azar capitalino José Sixto Rossi Verdaro, alias “Pajarito”, cumple desde el jueves prisión preventiva sin plazos en la modalidad domiciliaria luego de haber sido imputado por delitos vinculados al juego ilegal.

Así lo resolvió la jueza de Instrucción Penal Preparatoria, Dra. Claudia Bressán en la audiencia celebrada en la sede del Oficina de Gestión Judicial de Reconquista.

Antes, había sido imputado por el fiscal Aldo Gerosa, que estuvo asistido por el fiscal regional Rubén Martínez, por los delitos de jefe de una asociación ilícita, explotación de juegos ilegales, defraudación a la administración pública y cohecho.

Este último hecho endilgado, de acuerdo a la acusación del representante del Ministerio Público de la Acusación, se habría concretado mediante el pago de sobornos a funcionarios de fuerzas de seguridad de la Nación y la provincia, como así también a autoridades de Lotería de Santa Fe.

Rossi, de 81 años, jubilado, divorciado y administrador de una sociedad anónima, además fue encartado por tenencia de arma de fuego sin la debida autorización, secuestradas en su domicilio de la capital provincial, una de ellas una escopeta de dos caños, ambos cargados con los respetivos cartuchos.

Mediante su abogado, el Dr. Ignacio Garrone, el “Pajarito” acreditó en base a certificados médicos su delicado estado de salud, lo que le valió el beneficio de la prisión domiciliaria que cumplirá en casa de su hija ubicada en un country de Santo Tomé. Padece hipertensión, diabetes y presenta claudicaciones intermitentes.

En tanto, la agenciera Graciana Valeria Agustini también fue imputada por ser jefa de una asociación ilícita, defraudación a la administración pública, explotación del juego ilegal. Al igual que Rossi, recayó sobre ella prisión domiciliaria por ser madre de los menores de 2 y 5 años. Estuvo representada por el abogado Ricardo Degoumois, que rechazó de plano y calificó de “confusas, ambiguas y obtusas” las acusaciones contra su cliente.

Las prisiones preventivas fueron acordadas entre las partes, y se hizo constar la prohibición de cualquier tipo de contacto y comunicación bajo cualquier modalidad con el resto de los imputados.

Modus operandi

Tanto a Rossi como a Agustini, el fiscal les atribuyó haber “ordenado, dispuesto o acordado personalmente el monto y modo de sumas de dinero a funcionarios públicos provinciales no determinados a la fecha para que no investiguen o fiscalicen sus actividades” y, de esa manera, “permitan el desarrollo de la actividad clandestina e ilícita”, sean pertenecientes a fuerzas de seguridad provinciales, nacionales o a la administración de la Lotería de Santa Fe.

Asimismo, les enrostró haber “organizado, explotado y administrado en forma continua y habitual por sí y a través de terceros, que dependían jerárquica, laboral y económicamente de los imputados, un sistema de captación de los juegos de azar con apuestas de dinero”, sin contar con autorización pertinente emanada de la autoridad jurisdiccional competente.

El fiscal Gerosa sostuvo que en tales circunstancias organizaron y dirigieron el “levantamiento y captación de apuestas dinerarias para juegos de Lotería y Quiniela oficial usando para la designación de premios los sorteos que realizan los organismos oficiales”, y haber “realizado maniobras de captación de otros juegos de azar por apuestas de dinero, todo dentro de la clandestinidad”.

Banqueros

En tanto, los apuntó por “haber actuado en calidad de banqueros o capitalistas, haber financiado la actividad ilegal en su integridad, haberse beneficiado ilegalmente de las ganancias de las apuestas no registradas y de la falta de pago de tasas, tributos y derechos fiscal y administrativos que gravan la actividad en forma legal”.

También los inculpó por “haber utilizado para captar apuestas a personas miembros de la asociación ilícita que oficiaban como ‘levantadores de quiniela’, haber utilizado sus agencias de juego oficiales para descargar las jugadas o apuestas efectuadas a través del sistema de captación clandestino, denominadas ‘apuestas favoritas’ y que demandarían un premio demasiado cuantioso de dinero”, haciendo así partícipe de las pérdidas al sistema de juego oficial, pero relegándolo de las ganancias.

El funcionario a cargo de la acusación aseguró que debido a la cantidad de dinero secuestrada y que se manejaba “muy difícilmente, si esta causa llega a juicio, las condenas para los imputados puedan ser de ejecución condicional”.

MÁS IMPUTADOS

En la mañana de este viernes, tendrán lugar las audiencias imputativas para el resto de los implicados en la causa del juego ilegal. En el banquillo de los acusados se sentarán Raúl Arraga, Adrian Mai, Marcelo Driussi, Gregorio Ramírez y Santiago Saucedo, a los cuales la fiscalía acusa de ser jefes de una asociación ilícita que regenteaba el negocio del juego ilegal en la ciudad de Reconquista. Están detenidos desde el martes luego de la pesquisa que incluyó 27 allanamientos (23 en Reconquista; 2 en Avellaneda y 2 en Santa Fe), que resultó en la detención de los siete citados y el secuestro de gran material probatorio, entre los que se cuentan 4 millones de pesos, 30 míl dólares y 700 euros.