Absuelven a médico y condenan a policías acusados de apremios

Absuelven a médico y condenan a policías acusados de apremios

Los hechos investigados ocurrieron en Reconquista en marzo de 2013. Las “víctimas” fueron dos narcos que debieron ser hospitalizados luego de su arresto.

Un médico policial y dos oficiales de la Brigada Antinarcóticos de Reconquista fueron juzgados por el Tribunal Oral Federal (TOF) de Santa Fe, acusados de “omisión de denuncia” (el doctor ) y “apremios y vejaciones” (los uniformados), en un caso que tuvo como víctimas a dos narcos del norte provincial. Los magistrados resolvieron absolver al primero y condenar a los dos policías.

El Tribunal -presidido por Luciano Homero Lauría e integrado por los vocales María Ivón Vella y José María Escobar Cello- encontró a los oficiales “coautores del delito de vejaciones agravadas por haber causado un grave daño a la persona”. Por estos delitos los sentenció a la pena de dos años de prisión “en suspenso” e inhabilitación especial “por el doble tiempo”.

Además, dispuso que ambos fijen residencia dentro de la jurisdicción del tribunal y que se abstengan de utilizar estupefacientes o abusar de bebidas alcohólicas, entre otras imposiciones.

Finalmente, los jueces indicaron que los fundamentos de la sentencia serán dados a conocer durante una audiencia prevista para el próximo 5 de noviembre, a las 18.

En total, 30 testigos pasaron por el recinto de calle Primera Junta y San Jerónimo. La denuncia fue realizada en marzo de 2013, ante el fiscal federal de Reconquista, Roberto Salum.

Los imputados, Alejandro Oscar Daveau, Luciano Federico Martínez y Germán Daniel Arce -todos en libertad-, fueron defendidos por el penalista santafesino Néstor Oroño. Mientras que por el lado del Ministerio Público Fiscal intervino el fiscal general Martín Suárez Faisal.

Además, fueron parte del proceso las víctimas Gustavo Fabián Cernadas y Ángel Luis Ramírez -ambos condenados por infracción a la ley de drogas-, querellantes con patrocinio de los doctores Ricardo Degoumois y Gabriel Tanindo, de Reconquista.

Golpes y fracturas

La noche del lunes 25 de marzo de 2013, el “Perro” Cernadas y “El Rosarino” Ramírez iban en moto por calle Amenábar -entre Iriondo y General López- de Reconquista, cuando fueron interceptados por la policía, que les secuestró una bolsa con cocaína y 5.000 mil pesos. Al parecer, en el operativo habría existido resistencia por parte de los motociclistas y, como resultado, algunos uniformados terminaron lesionados.

Cernadas y Ramírez fueron trasladados a la Comisaría Primera del departamento General Obligado.

Dos días después, el primero ingresó al Hospital Central de Reconquista con una fractura en el maxilar, traumatismo en el tórax y hematomas en distintas partes del cuerpo, donde dijo que lo habían golpeado con el caño de una escopeta; mientras que “El Rosarino” Ramírez fue hospitalizado con dos costillas quebradas, traumatismo de cráneo y contusiones varias.

El día de la indagatoria, los implicados estaban tan maltrechos que los enviaron de nuevo al hospital.

Intervino el fiscal federal Roberto Salum, quien les tomó nueva declaración, en la que ambos señalaron a cuatro policías como los agresores.

Procesados

El juez federal de Reconquista, Aldo Mario Alurralde, procesó en mayo a los oficiales Martínez y Arce, los cuales habían quedado detenidos a fines de marzo, tras la grave acusación.

El magistrado les atribuyó la responsabilidad en la comisión de “vejaciones y apremios ilegales”.

En tanto, dictó la falta de mérito para el entonces jefe de la Brigada Operativa Departamental IX, Sergio Senn, y del jefe de Inteligencia de la Zona Norte, Daniel Musante.

A las pocas semanas, y a pedido el fiscal federal, el juez Alurralde también procesó al médico de Policía Alejandro Oscar Daveau, por el presunto delito de omisión de los deberes de funcionario público.
Condenados

Más allá de la investigación por apremios, el juez federal Mario Alurralde procesó con prisión preventiva a los cuatro detenidos el 25 y 26 de marzo de 2013 en sendos procedimientos antidrogas. Gustavo Cernadas, Ángel Ramírez y otros dos de apellido Previale y Degiusti, fueron incriminados como probables autores del delito de “comercialización de estupefacientes”.

El 28 de noviembre de 2014, Cernadas y Ramírez fueron condenados a 3 años y medio de prisión por el TOF. Cernadas recibió una segunda condena -a 4 años y 6 meses- por tenencia de estupefacientes para la comercialización el 17 de agosto de 2017, que se unificó en 6 años. Fue excarcelado el 15 de mayo del año pasado y el 12 de noviembre último venció la condena.