Podría ser absuelto un hombre juzgado por el abuso sexual de su hijastra

Podría ser absuelto un hombre juzgado por el abuso sexual de su hijastra

Con declaraciones testimoniales, desde las 8:30 de la mañana de este miércoles dio comienzo el juicio oral a Sergio Peralta por el delito de abuso sexual en perjuicio de su hijastra Mónica Peralta.

El Tribunal Pluripersonal está integrado por los jueces Santiago Benegas, Martín Gauna Chapero y, como conjuez, por el abogado Franco Corchuelo; en tanto que el fiscal es el Dr. Gustavo Latorre y el abogado defensor del acusado el Dr. Sixto González.

Mañana se escuchará la sentencia a las 8:30 en una de las salas de la Oficina de Gestión Judicial de Vera. Empero, lo sustancial del proceso se produjo hoy cuando la víctima se desdijo de la denuncia en contra de su padrastro por abuso sexual.

En términos legales, la joven de 18 años se retractó de sus dichos iniciales, los cuales había sostenido durante todo el devenir de la causa. Es más: admitió que inventó los hechos por los cuales su padrastro cumplió prisión preventiva por 45 días, estuvo encartado durante dos años y hoy estuvo sentado en el banquillo de los acusados.

La denunciante y, hasta que el Tribunal dé su veredicto, supuesta víctima, confesó que su conducta tuvo como objetivo lograr que su madre se separase de su padrastro, que la reconoció legalmente como hija y le dio su apellido.

El abogado defensor Sixto González dijo a InfoVera que «logramos desvirtuar 14 años de prisión de cumplimiento efectivo que solicitó la fiscalía. Siempre, durante todo el curso de la investigación, creímos en la inocencia de nuestro defendido y hoy eso pudo plasmarse frente al Tribunal», subrayó el profesional del Derecho.

Por su parte, el fiscal Latorre sostuvo a este portal de noticias que la adolescente mayor de edad ya había anticipado, en una declaración de hace unos días en la Unidad Fiscal Vera que dejaría sin efecto la denuncia.

Y que en atención a esa novedad ordenó que sea entrevistada por profesionales del Centro de Atención a la Víctima y al Centro de Atención Judicial ante quienes manifestó que. efectivamente, había mentido buscando alejar a su madre de Peralta por supuestos malos tratos.

«A pesar de que todo esto implica un desgaste jurisdiccional por todo lo que implica investigar y preparar una causa para el juicio oral, yo quería que la escuchen los jueces. Se pidió la absolución, porque por el principio de objetividad que rige nuestro accionar si no tenemos elementos para una sentencia condenatoria no podemos hacer nada», expresó Latorre.

El funcionario del MPA indicó que los hechos fueron denunciados por Mónica Peralta a los 17 años, asegurando que habían ocurrido cuando tenía 12 años, algo que según sus dichos de hoy nunca ocurrió.