Desesperado pedido de una madre a IAPOS para salvar la vida de su hija (audios y video)

Desesperado pedido de una madre a IAPOS para salvar la vida de su hija (audios y video)

La obra social se niega a entregarle los materiales para que pueda ser operada en el Hospital Garrahan.

Por estas horas, la vida de María Ester Montes, la de su pareja y sobre todo la de pequeña hija Ludmila se volvió un calvario.

Le nena de 13 años sufrió un ACV hemorrágico en 2016 en Margarita, donde vive con su familia. A raíz de ese cuadro, fue intervenida quirúrgicamente en Santa Fe pero ante la complejidad de su caso debió se trasladada a un centro de mayor especialización como es el Hospital Garrahan, de Buenos Aires. Padece una enfermedad llamada malformación de cuarto grado.

Allí le realizaron embolizaciones por cateterismo y le diagnosticaron que solamente su salud puede lograr mejoras con cirugías. La de este lunes, que fue suspendida, iba a ser la octava intervención.

La madre, empleada policial de la provincia, dijo a InfoVera que «de allí en más, tuvimos que esperar por un turno. La última embolización no se pudo realizar porque mi obra social IAPOS no mandó los materiales».

Angustiada, contó que «tramité tres veces eso, y antes de viajar estaba todo autorizado. Viajamos el domingo y el lunes hicimos el prequirúrgico, que Ludmila lo pasó bien. Pero siendo las 12 viene el médico y me dice ‘mamá, movete porque los materiales no están el hospital, tu obra social no mandó nada'».

En ese momento, esta atribulada madre atinó a pedirle «por favor que no suspenda la cirugía, que yo iba a mover cielo y tierra para conseguir los materiales. En Buenos Aires hay una sede de Iapos, donde jamás atienden el teléfono», y hasta ese centro fue.

Excusas 

«Cuando llegué, comenzaron a ponerme excusas y yo les dije que quería una solución, que no me importaba quién era el culpable. Me dicen entonces que tenía un hotel disponible cuando ya hacía dos días que estaba pagando un hotel y mi obra me había mandado un correo diciéndome que no tenía un hotel para mí»,

Desesperada al no tener respuesta – si no se la opera corre peligro la vida de su hija -, acudió a la Defensoría del Pueblo de CABA y de ahí recorrió cinco lugares de la ciudad en busca de ayuda, hasta que llegó a una dependencia donde le dijeron que lo único que podían hacer era darle el teléfono de la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, desde donde le pidieron que esperara al día siguiente, porque «ya era de tarde».

Así llegó a la mañana del martes: «A las 9.30 del martes el médico me dijo que tenía que suspender la cirugía, que no podían seguir esperando. En eso, mi hija empezó a llorar porque sabe de su problema. El médico me abrazó y me dijo: ‘yo la operaría con gusto pero no tengo los materiales’. Imagínense ver a mi hija pasar por todo eso, el daño psicológico que le hacen a ella es increíble».

Advertencia

En ese punto, María Ester advirtió: «IAPOS, te hago responsable si algo le sucede a mi hija, está su vida en juego; me tienen que conseguir las cosas porque para eso le pago, para eso me sacan el dinero. Esto no puede quedar así».

En un video subido a su muro de Facebook para hacer público el problema, expresó: «Les robo quince minutos de sus vidas, que por ahí para ustedes no es nada, para nosotras sí y seguro van a entender todo, necesito de la ayuda de todos para hacer viral este video. Agradezco por el apoyo y Dios siempre los bendiga. Voy a seguir publicando todo hasta que llegue a donde tenga que llegar. Todavía estoy esperando una respuesta de la obra social IAPOS. Gracias a Dios mi nena tiene un nuevo turno para su cirugía; ojalá esto se solucione y no tengamos que volver a pasar por lo mismo. Gracias a todos por estar siempre…».