Secuestran documentación de una camioneta en la causa por corrupción en Vialidad

Secuestran documentación de una camioneta en la causa por corrupción en Vialidad

Por orden del fiscal Gustavo Latorre, la Policía de Investigaciones de la ciudad de Santa Fe secuestró una carpeta con lo movimientos de una Renault Kangoo.

El procedimiento se llevó adelante en el marco de la causa denominada Luis Tallarico y otros sobre fraude en perjuicio de la administración pública en concurso ideal con malversación de caudales públicos.

La PDI se constituyó en el campamento de la Dirección Provincial de Vialidad de la ciudad de Santa Fe ubicada en el barrio San Martín, en Avenida Peñaloza y Castelli de la capital provincial y secuestró la carpeta de contenía identificación y servicios realizadas al vehículo (services, kilómetros recorridos, cambios de neumáticos, etcétera), una Renault Kangoo, modelo 2014, móvil interno de la Vialidad, y con dominio EPT 432.

En la causa están imputados empleados de Vialidad Vera, terceros que prestaban servicios a la Zona VIII con asiento en esta ciudad, y fue identificado por orden del fiscal el jefe Tallarico (el trámite policial de «pintar los dedos»), aunque aún no fue imputado.

En aquel momento, el fiscal Latorre reveló a InfoVera que cree que «hay elementos para sostener que se habrían cometido esos delitos, a no ser que el dictamen del Departamento de Inteligencia Criminal dictamine que las irregularidades solo encuadran en faltas administrativas».

Vale recordar que en una audiencia celebrada el 21 de junio de 2018, en la OGJ de Vera, la jueza de IPP Bressán resolvió imputar por asociación ilícita y administración fraudulenta a Sergio Pérez, Carlos Chiani, Kagjanich, Osmar Francisco y Gabriel Maidana, todos implicados en los hechos de corrupción detectados en la Zona VII de Vialidad Provincial.

En aquella oportunidad, todos los encausados declararon y negaron de plano los cargos que se les atribuyeron, y en el caso de Pérez y Kagjanich apuntaron directamente a Tallarico como quien autorizaba los pagos y las operaciones de todo tipo, y hasta ordenaba realizar trabajos particulares en su domicilio y en vehículos propios, cuya mano de obra de pagaba con viáticos.