El Ministerio de Seguridad de la provincia entregó armas para su destrucción al ANMAC

El Ministerio de Seguridad de la provincia entregó armas para su destrucción al ANMAC

Se trata de 1000 armas en rezago por parte de la fuerza policial. Desde la creación del organismo nacional, el gobierno de Santa Fe ya entregó 5600 artefactos.

En los últimos días, el ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe, que encabeza el ministro, Maximiliano Pullaro, envió 1000 armas más a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC), para su destrucción.

Por disposición de la Ley Nacional Nº 27.192, del año 2015, que creó la ANMAC, corresponde a este organismo el desarrollo de políticas tendientes a que, con la mayor celeridad, se proceda a la destrucción de los materiales controlados que sean entregados, secuestrados, incautados o decomisados.

Las 1000 armas entregadas recientemente se encontraban en rezago por parte la Policía de Santa Fe, por el paso del tiempo y fueron reemplazadas, gracias al plan de renovación de armamentos que desarrolla el gobierno provincial. En el protocolo de rotulación, etiquetación y carga de datos intervinieron la Secretaría de Control de Fuerzas de Seguridad y la Dirección provincial de Control de Armas, como así también, la Dirección Nacional de Fiscalización, Resguardo y Destrucción de Materiales Controlados de la ANMAC. La agencia nacional, tiene entre sus funciones y atribuciones, efectuar la destrucción, con carácter exclusivo y excluyente en todo el territorio nacional, de todo material controlado, como así también participar del registro, autorización, y fiscalización de los procedimientos.

Sobre la salida de circulación de estas armas, el ministro Pullaro dijo: «esta entrega, llevó un trabajo previo de varios días, ya que se realiza con protocolos estrictos que llevan la tarea conjunta entre Nación y provincia». Asimismo, sobre el procedimiento, el funcionario amplió: «la provincia informa cuales son las armas que tiene fuera de circulación, luego se cargan en un sistema y finalmente, se etiqueta cada una de ellas, en función del protocolo determinado, para que ninguna de las mismas, pueda ir a los circuitos ilegales».

Por otra parte, el ministro de Seguridad remarcó la importancia de la destrucción del armamento: “esto trabajo significa, que estamos teniendo realmente una política de control de armas.  Hemos puesto en agenda un problema que no era tenido en cuenta, porque las fuerzas de seguridad,  de todo el país, no tenían una mirada precisa sobre lo que era el control de armas de las fuerzas, porque no existía un control preciso de los arsenales, y lamentablemente, muchas de estas armas iban a los circuitos ilegales, pero hoy, esto ya no es así».

Por último, Pullaro, explicó que gracias al plan de renovación de armamento que lleva adelante el gobierno provincial, ya se entregaron al ANMAC, 5600 armas en desuso y actualmente, hay 2000 más en la etapa administrativa para ser remitidas al organismo nacional.

Armas fuera de circuito

Por otra parte, más allá de la renovación de armamento de la fuerza, también se está trabajando fuertemente en quitar armas del circuito ilegal. De manera constante la Policía de Santa Fe decomisa armas de fuego en manos de delincuentes, para retirarlas de la calle y prevenir futuros ilícitos. En lo que va del año 2019, ya fueron secuestrados 963 artefactos por parte de los efectivos en toda la provincia y 12.261 desde diciembre de 2015.