El agua que ingresa de Chaco puede complicar por varios meses al norte (videos)

El agua que ingresa de Chaco puede complicar por varios meses al norte (videos)

En la provincia vecina las lluvias superaron los 400 milímetros. Esos excesos pluviales bajan hacia Santa Fe y saturan las cuencas. El 80% de Vera y el 60% de 9 de Julio están bajo agua.

El cuadro situacional tiende a agravarse en toda la franja septentrional de la provincia. Las lluvias abundantes registradas en la sureste chaqueño cercanas a los 400 milímetros drenan hacia Santa Fe, donde de por sí también se produjeron precipitaciones del orden de los 100 milímetros.

“Se está complejizando mucho la situación, pero no hay evacuados en ninguno de los cuatro departamentos del norte, ni autoevacuados”, indicó a InfoVera el director provincial Zona Norte de Protección Civil, Daniel “Gaucho” Chersich.

El funcionario a cargo de coordinar el monitoreo constante del panorama hídrico y la asistencia a personas en riesgo, sostuvo que “hay mucha agua en el Chaco, que ingresa desde la zona de Santa Sylvina, Coronel Du Graty, Gancedo, Pinedo, toda esa zona, más toda la zona de Santiago del Estero: Bandera, Pozo Hondo, o sea toda la zona del sureste santiagueño”.

Chersich agregó que “después, de la Ruta 13 hacia el oeste está todo el ingreso de agua que baja desde Machagai, Quitilipi, Presidencia La Plaza hacia la Ruta 13 (límite entre los departamentos Vera y 9 de Julio), en parte porque mucho se descarga por los canales de la Línea Paraná, que son los canales de drenajes naturales hacia Los Amores”.

Precisó que el arroyo Los Amores viene con mucha agua que cruza a Villa Guillermina, zona en la cual en los últimos llovió 100 milímetros: “Los canales están llenos y si ingresa agua va a ir hacia el arroyo Golondrina y los Bajos Submeridionales”, vaticinó.

Debido a la cotidianas recorridas en helicóptero por toda la zona afectada por los excesos pluviales, Chersich es palabra autorizada para trazar un panorama detallado de la evolución de fenómeno: “Hay muchísima gente aislada, hemos abastecido hasta donde hemos podido. En el departamento Vera al tener 3,5 millones de hectáreas que son los Bajos Submeridionales dedicadas a la producción ganadera siempre trabajan con agua, aunque una cosa es eso y otra que estén inundadas como lo están hoy”.

“O sea – añadió – que las podemos incorporar como que no están productivas porque la vaca hay que sacarla porque se te muere, entonces podríamos decir que el 80 por ciento del departamento Vera está bajo agua”.

“Es todo agua”

Para ser más explícito, describió que “desde la Ruta 13 hasta la Ruta 3 entre Intiyaco y Los Amores es todo agua, de Fortín Olmos para abajo hay agua hasta el río Salado, lo único que quedaría un poco más aliviado sería la zona de Vera por la Ruta 11 hasta el Paraná y hasta Calchaquí que son zonas más alejadas, pero después es todo agua”.

Por otra parte, al hacer referencia a la realidad en 9 de Julio indicó que “tenés toda la zona, que no está todavía saturada de agua, de Logroño, de Tostado al suroeste, parte de Pozo Borrado donde hay muy pocas partes altas, y entre las rutas 95 y 77 en la zona sureste que también son campos mixtos; podremos estar hablando que el 60 por ciento de este departamento está bajo agua”.

Consultado acerca de qué puede esperarse para el corto plazo venidero, Chersich previno que “va a venir agua del Chaco, no sé si va a drenar con fuerza hacia nuestra provincia porque no estamos en desnivel, pero sí que va a ingresar mucha agua porque llovió mucho allá. Pero al estar saturado y como viene levantando mucho el volumen es preocupante”.

En términos relativos, analizó que la inundación anterior estaba más focalizada, fue más direccional, un poco más “acomodada”, pero “la de ahora es todo agua porque todo todos los Bajos Submeridionales, toda la cuenca de la Cañada de Las Víboras, y la cuenca del arroyo Golondrina está todo repleto de agua”.

En consecuencia, el nivel escurrimiento que es desde el noreste, desde Santiago del Estero hacia el arroyo Calchaquí, al sureste, lógicamente al “irse saturando el agua se elevó y corrió para todos los costados porque no tiene por donde salir. Es a efecto de que bajó la velocidad de escurrimiento por un efecto de sobresaturación, cuando se satura abajo arriba revienta, es así”, explicó.

Para el responsable de Protección Civil del norte en adelante podrían surgir inconvenientes con el nivel del arroyo Los Amores que corte la ruta entre Villa Guillermina y la Ruta 11, “pero todavía tiene mucho valle de inundación libre todavía, eso significa que va a poder captar mucha agua, pero lentamente. O sea que nos va a llevar cuatro o cinco meses para desagotar todo eso, con suerte, y en ese tiempo ya estamos en octubre y comienzan las lluvias estacionales”.

“A eso le tengo miedo, no tanto a un golpe de agua, puede haber un pico de dos o tres días, pero eso pasa; el tema es el tiempo para desagotar toda la cuenca porque encima ahora los días se acortan, la temperatura comienza a bajar, la napa ya no baja como baja en el verano y con viento sur, estas son todas cosas que se van sumando y es un combo complicado. Yo lo veo muy difícil, muy duro”, advirtió

Señales

Chersich informó que “estamos trabajando con el Unimog y recorremos con el helicóptero, tenemos un registro casi exacto de toda la zona. Cuando hicimos las hojas de vuelo incluimos todos los lugares más alejados, donde a la gente más le iba a costar salir. La gente tiene que recordar que si necesitan ayuda nos deben hacer señas: con un paño rojo si es emergencia para sacar una persona, verde si es por mercadería, amarillo si necesitan remedios. O con espejos. Hemos sacado más de 50 personas de Santiago del Estero que no los íbamos a dejar solo porque estaban del otro lado de la ruta interprovincial. Son situaciones muy dolorosas las que vive la gente que queda inundada y aislada”.