Más de 40 armas fuera de circulación en Reconquista y Avellaneda bajo el plan de desarme voluntario

Más de 40 armas fuera de circulación en Reconquista y Avellaneda bajo el plan de desarme voluntario

En el marco de un convenio de cooperación entre el Ministerio de Seguridad de Santa Fe y la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC), durante la primera semana de abril, se recibieron 42 armas de fuego y 474 municiones de diversos calibres, en los dos puntos de entrega voluntaria de armas de fuego y municiones dispuestos en las localidades de Reconquista y Avellaneda.

El plan tiene como iniciativa reforzar la entrega voluntaria que ya viene funcionando desde hace más de 15 años, expandiendo el radio de las delegaciones fijas que ya tiene la ANMaC en la provincia.

Sobre el objetivo de esta tarea, el ministro Maximiliano Pullaro indicó que «es importante trabajar en campañas de concientización de lo que es el desarme y lo que es la entrega voluntaria de armas» y destacó que, «es necesario poder combatir los circuitos ilegales».

Las actividades se llevaron a cabo  los días 2 y 3 de abril en el «Centro Cívico» de Reconquista, y los días 4 y 5 de dicho mes en el puesto móvil ubicado en la sede barrial de «Barrio Vecinal» de Avellaneda.

Cómo funciona el plan de desarme

Cabe destacar que es un proceso íntegramente anónimo, y que desde el momento en que se recibe el arma, la misma se inutiliza delante del usuario, condonando cualquier tipo de deuda que recaiga sobre la misma, y omitiendo cualquier tipo de pena legal que pudiera recaer sobre el portador.

Una vez hecha la entrega, la persona que llevó el arma, o las municiones recibe un voucher por un monto que va desde los 1.200 a los 3.000 pesos, dependiendo de lo que haya entregado. Éste, se puede canjear por dinero a partir de un día hábil posterior al momento de la entrega.