Indigna en el Senado que el Gnea siga sin ser usado

Indigna en el Senado que el Gnea siga sin ser usado

Tres localidades de Las Colonias ya tienen sus nuevas redes listas y otras tantas del norte santafesino las usan con gas licuado. Desde octubre de 2018 que podrían tener el servicio.

Desde sus bancas, senadores provinciales del oficialismo y de la oposición manifestaron su indignación porque el Gasoducto del Noreste Argentino (Gnea), al cabo de ocho meses de haber finalizado por completo su construcción, aún no haya dado gas a ningún santafesino.

Al tema lo llevó al recinto Orfilio Marcón (UCR-General Obligado), quien comenzó por señalar que el gasoducto tiene gas y cuenta con todas las instalaciones necesarias para su uso, pero inexplicablemente no se hace nada… “Ya pasaron ocho meses desde que se lo terminó y a las plantas y otras instalaciones para su manejo las tapan yuyos de dos metros de alto”, graficó.

Luego, tal como señaló El Litoral del 21 de febrero, en la nota titulada “Santa Fe reclama a la Nación que se use el Gasoducto”, Marcón describió lo que ocurre con instrumental necesario para la operación de esa infraestructura: “los amigos de lo ajeno lo están desguazando, se llevan instrumentos que deben ser valiosos, muchas veces solo para revender sus materiales”, describió.

Luego de advertir que funcionarios nacionales le confirmaron que el costo del Gnea llega a los U$ S 1.800 millones, recordó que desde hace tres meses Santa Fe ha pedido encargarse -por medio de Enerfe- de la operación y el mantenimiento de la obra “primero para evitar que sigan robándoselo y deteriorándolo, y sobre todo para que los santafesinos podamos aprovechar el gas”.

Un viejo anhelo

Para subrayar que la región espera poder contar desde hace décadas comentó: “yo iba a la escuela primaria y ya se hablaba de llevar gas desde Bolivia a nuestra zona… pero seguimos esperando, es una verdadera injusticia”.

De inmediato, el jefe del bloque del oficialismo Felipe Michlig (UCR-San Cristóbal) destacó que -por la referencia aportada por su par- “está claro que estamos hablando de décadas y décadas de que estamos esperando el gas”, bromeó y, tras las risas en el recinto, reflexionó: “Cuesta mucho explicarles a los ciudadanos que esperan el gas que es verdad que la obra está lista, que no le falta nada, que tiene desde el punto de vista técnico hechas de manera satisfactoria todas sus pruebas y que sin embargo no se usa por razones que el gobierno nacional debería darles a los santafesinos”.

“Es un despropósito. Sólo puede ocurrir en nuestro país, y con un gobierno nacional que muestra su insensibilidad: el gasoducto está listo y con el gas adentro. Hemos involucionado en la política en nuestro país, no se respeta el federalismo es uno de nuestros grandes problemas. Como el gobierno provincial de Santa Fe es de otro signo político la Casa Rosada no acepta los pedidos que hacemos los santafesinos. Pedimos operarlo ya que no lo opera la Nación: es una cuestión política. Posiblemente se resuelva después del 16 de junio, tras las elecciones”.

Sin respuesta

Michlig subrayó que hay poblaciones que se abastecen con gas licuado que ya tienen desarrolladas y en uso sus redes. Explicó que bastaría con conectar a Tostado, Avellaneda y Reconquista para que lo aprovechen.

“Lo único que hace falta es una decisión política. No hay gas porque no estamos encolumnados con el gobierno nacional. Mientras tanto hay robos, se llevan instalaciones que están al alcance de cualquiera, me lo cuentan por WhatsApp desde Elisa que eso es lo que está pasando”, lamentó.

Finalmente, Rubén Pirola (PJ-Las Colonias) -luego de hacer algún comentario risueño sobre los mensajes que recibe (desde el departamento que él representa el jefe del oficialismo)- habló en los mismos términos que sus pares.

“La realidad que tenemos en Las Colonias es que tres de nuestras localidades tienen desarrollado el gasoducto, tienen hechas las redes y no se entiende cómo es que no cuentan con gas. Cada vez que tomamos contacto con las autoridades comunales nos preguntan lo mismo: ¿para cuándo el gas? Es muy triste que tengamos que hablar de banderías políticas cuando se trata de una inversión tan importante. A veces me pregunto si es solo por razones de mala política, por estas mezquindades, o si -peor aún- de lo que se trata es de ver que si es o no es negocio darnos gas en lugar de darle otro destino”, subrayó.

“Hay miles y miles de santafesinos que esperan el gas. Tenemos que seguir insistiendo ante la Nación”, destacó.

Fuente: El Litoral