Preocupación del Centro Comercial de Vera

Preocupación del Centro Comercial de Vera

Preocupa al Centro Comercial e Industrial de Vera la «falta de inclusión en el programa de asistencia a la crisis generada por las inundaciones». También el hecho de que «cada vez más santafesinos en la zona de exclusión del sistema social con acceso a servicios y valores democráticos de la provincia». Así lo expresó la entidad en un comunicado..

TEXTUAL

Muchos conciudadanos, ya sin expectativas, miran impotentes retirar el medidor de energía que con mucho esfuerzo instalaron, mientras otros esperan el milagro o recurren a refinanciaciones imposibles de pagar que esconden la crisis y suman intereses que el mismo gobierno aplica con perfil feudal por pago fuera de término del tributo.

Al comercio y a la industria en general, los valores de las facturas de la EPE, inciden significativamente en sus costos y es el gasto fijo más importante, agravados por las inevitables refinanciaciones de las facturas pagadas fuera de término.

A un año de nuestros planteos, en los que adelantáramos la ola de problemas que se sucederían,  más de 40 usuarios de nuestra localidad fueron dados de baja, con retiro de medidor, mas deuda, multas y gastos de re conexión, lo que equivale a un nunca más…

Aproximadamente 280 hogares permanecen “en capilla” con el servicio cortado con próximo retiro del medidor, y más del 30% de los usuarios, con deudas refinanciadas en situación de angustia esperan la decisión del corte de servicio.

Esta dura situación impropia de una sociedad moderna y democrática, seguramente no la propiciaron estas familias que padecen tanta exclusión, ni generaron estos desequilibrios sociales, pero es la más castigada, ignorada y ve cada vez más complicado su futuro.

Seguramente, si la EPE, cobrara solamente el servicio que provee, sería casi la mitad del valor, más justo, no existiría tanta morosidad, habría menos dificultades para atender las obligaciones y más fácil sería ayudar a incluir a quienes menos tienen.

Es más, mucha gente NO SABE LO QUE PAGA, Y MENOS LA COMPOSICIÓN DE LA DEUDA,  cree que es la electricidad solamente. (No todos tienen la posibilidad de interpretar la factura)

A esto apuntamos hace casi un año, pero nadie escuchó, “o no les importó”, hoy volvemos a reclamar el derecho a pagar a la EPE, solo lo que consumimos, se condonen las deudas a los que demuestren imposibilidad de regularizarlas, no se carguen intereses en las refinanciaciones y asegurar un consumo básico sin cargo a jubilados de mínima, pobres e indigentes.