Inundaciones: ruralistas revelan que advirtieron a la provincia y no fueron escuchados

Inundaciones: ruralistas revelan que advirtieron a la provincia y no fueron escuchados

En medio de la crisis hídrica que vive buena parte del norte santafesino a causa de las incesantes lluvias, ayer el gobernador Miguel Lifschitz encabezó una reunión con productores en Santa Margarita, departamento 9 de Julio, donde debió escuchar duros reproches porque “no se hizo nada” para evitar el desastre. En la mismo sentido, el presidente de la Sociedad Rural de Tostado, Jorge Mercau, reveló hoy que un mes antes que se inicie la crisis hídrica advirtieron del peligro a las autoridades pero no tuvieron respuesta.

En un video que se filmó con un teléfono en la reunión que encabezó Lifschitz junto al senador departamental Raúl Gramajo,  se observa cómo un productor de la región le enrostra que “no se hizo nada” a pesar de que los funcionarios habían recorrido la zona y afirmaron que estaban haciendo estudios hídricos. “Por eso le digo, ya estamos cansados”, le espetó al mandatario, quien observaba la escena impávido.

 

 

Luego la misma persona reclamó “canales grandes” porque, aseguró que “Santiago (del Estero) nos va a matar con el agua que nos manda”. Y le advirtió: “esto va a ser una catástrofe; en mayo, cuando empiecen a bajar los cheques y todo eso, yo le quiero preguntar qué situación va a tener acá en el departamento”. La causa del desastre, remarcó “es porque no se hacen las obras”. Y, en consonancia con los dichos de Mercau, el productor afirmó que avisó sin éxito a las autoridades -de vialidad provincial, al senador y al intendente- que “esa obra está baja”, en referencia la ruta 294.

En esa línea, Mercau reveló hoy a LT10 que un mes atrás enviaron una carta a la Secretearía de Recursos Hídricos, a cargo de Juan Carlos Bertoni, al igual que al Secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo José Bereciartua. “La provincia no nos contestó y Nación nos mandó llamar”, dijo. Y relató que desde Tostado viajaron junto a otras intituciones vinculadas a la problemática y fueron “muy bien recibidos por el Director de Cuencas Pablo Storani, direccionado por Bericiartua”.

 

 

“Ellos ya nos comentaron en ese momento que tenían problemas con Santa Fe para comunicarse”, indicó el ruralista. En cambio, habían establecido contacto sin problemas con Santiago del Estero y Chaco, pero la provincia “como que no iba”.

El dirigente relató que a través del diario El Litoral se enteró que había estado Bertoni en la zona y “ayer en la reunión ni lo mencionó Lifschitz, así que está un poco ajeno”. Aportó la anécdota “para tener una idea de cómo se están manejando”.

Mercau sostuvo que como productor vivió varias inundaciones al norte del departamento desde hace más de 30 años. Relató que en esa época ya existía el problema y “no se hizo absolutamente nada, está igual que siempre; se han hecho canales a la bartola que no tienen ningún ton ni son”. En cambio, Santiago del Estero “hizo todos los desagües correspondientes”.

Conociendo esta situación, indicó que en una reunión anterior solicitaron a la provincia que hicieran algo en conjunto sobre la ruta interprovincial 35, que consideran una de las causantes de que el agua ingrese desde Santiago del Estero, solicitando un “enaltado” y despeje de alcantarillas. Mercau narró que los atendieron, pero aclaró que “la gestión la quisimos hacer un mes antes de que ocurriera esto, no hubo predisposición en el gobierno en ese momento; recién ahora vienen con bombos y platillos a anunciar que van a hacer esto o lo otro y el agua ya la tenemos hasta el cuello”. Y lamentó: “siempre pasó igual”.