Condenan a concejal de Cambiemos por rendiciones mal hechas al Estado

Condenan a concejal de Cambiemos por rendiciones mal hechas al Estado

Se trata del edil Hugo Firmán. El caso se remonta a 2005 cuando integraba el Consejo Asesor del Hospital Central. Fue sentenciado, junto a los demás integrantes, por el Juzgado Civil y Comercial a restituir el dinero a la provincia. La suma actualizada ascendería a $1,5 millón.

El juez de Primera Instancia de Distrito en lo Civil y Comercial de Reconquista resolvió condenar a los integrantes del Consejo Asesor del Hospital Central “Olga Stukcy de Rizzi”, que actuó en 2005, por rendiciones mal efectuadas de dineros provenientes de la provincia de Santa Fe.

En un falló inédito contra funcionarios públicos, el Dr. José María Zarza en fecha 31 de agosto de 2018 condenó Josefina Corgnali, Daniel Luis Prendes, Alejandro Mansur, María Susana Visciglio (heredera de la señora Amaya López) y al actual concejal Hugo Firman, del partido Cambiemos, a pagar a la Provincia de Santa Fe la suma de 8.211,11 pesos, más los intereses pretendidos por la provincia.

El expediente inicial que dio lugar a la causa lleva el número 885 del año 2013.La abogada que representó al Estado provincial y accionó en contra de los demandados fue la Dra. Laura Delbón, que durante el juicio expresó la pretensión de que sean condenados a pagar la suma de 8211,11 pesos, indicando que la obligación tiene como causa el reclamo administrativo efectuado a los accionados en su calidad de miembros de Consejo de Administración del Hospital Central de Reconquista en la gestión del año 2005.

Según consta en el fallo, se comprobaron errores en las rendiciones por tal suma, todo avalado por la intervención del Tribunal de Cuentas de la Provincia de Santa Fe, y al día de hoy los responsables aún no han reintegrado la suma reclamada, tomada a valores históricos. Actualizada, de acuerdo a fuentes del caso consultadas, ascendería a 1,5 millón de pesos.

En rebeldía

En representación de los ahora condenados se constituyó la Dra. Nelida Suligoy, que en su momento solicitó que la demanda fuera rechazada. Luego de ello, y ante la orden del juez de que los demandados comparecieran ante el estrado judicial, Firmán, que ya era concejal al momento de iniciarse el proceso judicial, “fue declarado rebelde en virtud de su contumacia”. El término se utiliza en el derecho vinculado a la rebeldía, cuando un procesado se niega a comparecer en un juicio.

El juez interviniente consideró que el material probatorio “consiste en actuaciones administrativas en las que consta la determinación de la deuda, la intimación a los obligados y el incumplimiento o falta de la cancelación de la deuda”.

Y que “tales documentaciones cuentan con la presunción de autenticidad de los actos administrativos, y los demandados pese a que han tenidos plenas posibilidades de comprobar que las cuentas son erróneas o que la deuda se ha extinguido, no han aportado ninguna interpretación o argumentación diferente a la contenida en la demanda inicial”.

En suma, el magistrado determinó que “al no estar destruida en este juicio la presunción de autenticidad – que beneficia a la determinación de la deuda en sede administrativa -corresponde acoger la demanda en su totalidad y en consecuencia condenar a los demandados”.

Aunque no aparece en la sentencia, fuentes seguras indicaron que las anomalías se habrían originado en la facturación deficiente del servicio de residuos patológicos.