Una señal de memoria para reivindicar la lucha del cura Rafael Yacuzzi

El ministro Lewis encabezó hoy un acto en Villa Ocampo con motivo de la señalización de un tramo de la ruta 32, a la que se le puso el nombre del sacerdote tercermundista.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan Lewis, presidió hoy el acto de señalización de un tramo de la ruta provincial Nº 32, en el norte santafesino, en memoria del sacerdote Rafael Yacuzzi y en el marco de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia que lleva adelante el gobierno provincial.

“Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos queremos recordar a una persona que ha hecho mucho por movilizar a la gente en esta región, y que ha sido un testimonio, con su vida, acerca de cómo se puede transformar la realidad”, señaló el ministro en relación al padre Yacuzzi, que fuera párroco de Villa Ana, y a quien Lewis consideró “una figura emblemática” .

Del acto, que se realizó en la ciudad de Villa Ocampo (Región 1, Nodo Reconquista), participaron además el secretario de Derechos Humanos, Horacio Coutaz; el director de Programas de Derechos Humanos, Daniel Bóccoli; integrantes de la Asociación Norte Amplio por los Derechos Humanos, entre ellos Raúl Borsatti, Aníbal Sánchez y Carlos Echegoy, junto con representantes de otras organizaciones sociales y de derechos humanos, así como el presidente comunal de Villa Ana.

El ministro Lewis destacó la importancia de esta señalización para la memoria histórica. En este sentido señaló que “en un país como el nuestro, que tiene plazas, escuelas y calles dedicadas a burócratas intrascendentes, o a generales que lo único que han hecho es llegar al grado de general”, es fundamental “recordar y reconocer a personas que realmente han dejado su huella en la comunidad y que han sembrado la semilla de la transformación”.

Por su parte, los integrantes de la Asociación Norte Amplio por los Derechos Humanos, que han venido impulsando este homenaje, reivindicaron la importancia de poner el nombre de Yacuzzi a ese tramo de la ruta, y destacaron la figura del sacerdote en el marco de las luchas de los trabajadores de la región.

“Quiero reafirmar la decisión política del gobierno. Aquí hay una decisión política fuerte que nosotros como trabajadores reivindicamos desde lo profundo de nuestra historia, nuestros problemas y nuestras dificultades”, señaló Echegoy, además dirigente gremial, al tiempo que señaló que la lucha por los derechos humanos “va a continuar siempre, porque lo justo va a prevalecer”.

Por su parte Borsatti recordó que toda la zona, y ese camino en particular, “tienen mucha historia y merecen este reconocimiento” y agregó que la figura de Yacuzzi “ha sido muy conocida en el país por su historia de lucha”.

UN VIEJO ANHELO HECHO REALIDAD

En 2003, a través de la ley Nº 12.190, se dispuso este homenaje al recordado sacerdote tercermundista del norte santafesino. La normativa designó con el nombre de “Rafael Yacuzzi” al tramo de la ruta provincial 32 que une a Villa Ocampo con la comuna de Villa Ana.

A partir de un proyecto del entonces legislador provincial Antonio Riestra –actualmente diputado nacional–, de las inquietudes de la Asociación Norte Amplio por los Derechos Humanos y de la Cooperativa El Quebracho Colorado de Villa Ana, y con el impulso del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, se dio efectivo cumplimiento a lo establecido por la ley. Los trabajos estuvieron a cargo de Vialidad provincial.

RAFAEL YACUZZI

Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos recordaron que Rafael Yacuzzi fue un sacerdote “comprometido con su pueblo, que desplegó una obra importante en el norte santafesino. Fue un activo participante de las luchas sociales y políticas de fines de los años sesenta, precursor de las Ligas Agrarias e integrante del movimiento de los curas tercermundistas. Por su lucha y compromiso fue perseguido, calumniado, encarcelado y apremiado, debiendo abandonar el país en un forzoso exilio”.

Asimismo, Yacuzzi es recordado como “uno de los artífices de la cooperativa El Quebracho Colorado de Villa Ana y hasta el final de su vida trabajó con los marginados de los pueblos forestales. Falleció en 2001 y sus restos descansan en el cementerio de esta localidad del norte santafesino. Desde entonces los homenajes en su memoria se han multiplicado y uno de ellos quedó plasmado en la ley Nº 12.190 que le pone su nombre a la ruta que tanto lo vio transitar”, consignaron desde la cartera provincial.

REUNION CON TESTIGOS DE LA CAUSA 50

Ante el inminente comienzo del juicio por lesa humanidad conocido como causa 50, que investiga las responsabilidades del terrorismo de Estado en el norte santafesino durante la última dictadura cívico militar, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Coutaz, y el director del programa de protección a testigos, Daniel Boccoli, se reunieron con testigos, querellantes y sobrevivientes en Villa Ocampo. La causa se tramita en la justicia federal de la ciudad de Santa Fe y por lo tanto es necesario coordinar aspectos relativos a la protección y a los traslados. El comienzo está previsto para el próximo lunes y se estima que declararán unos 80 testigos.