Carta abierta a la comunidad de Vera

Habiendo vivido más de la mitad de mi vida en la ciudad de Santa Fe, no dejo de lado el sentido de pertenencia hacia el lugar donde nací, crecí y me eduqué.

Fue mi familia la que se realizó en ese marco comunitario, la raíz o germen de lo que hoy soy.

Siento a Vera en lo más íntimo de mi ser.

Por Gerónimo Darío Fiz

Cada febrero bailo al sentir los parches de una batucada. Se me llena la boca de gol cuando un carasucia de la Liga estira la red.Vibro ante un Sapucai tras los acordes del «bandoneón gitano» en alguna peña o festival.

Me eduqué en sus escuelas con docentes y profesores que volcaron valores de vida a los cuales hoy agradezco. Forjé lazos de amistad que aún perduran. Me duele la sequía que azota al departamento Vera que solo sabe de esfuerzos y sacrificios ante esta larga adversidad. Con mi compromiso y participación activa, puse de manifiesto una actitud política en búsqueda de la igualdad social.

Por todo lo expresado, me es muy grato y me llena de orgullo que se haya podido desarrollar sin inconvenientes, un acto cívico muy especial y distintivo, ejerciendo un derecho inalienable en un marco de absoluta libertad; a pesar del hecho que convulsiono a la población, conocido y repudiado por todos que llevara a su vez, gran consternación a todo el país.

A todos los que decidieron participar con responsabilidad y esfuerzo, integrando alguna lista, expresando sus proyectos, sus ideas, sus anhelos y a aquellos que acudieron a votar, les quiero manifestar mis felicitaciones. Ya que creo que la cultura política de la democracia supone y requiere actores sociales, practicas políticas, soluciones institucionales de naturaleza democrática, tolerancia de las diferencias y las divergencias, aceptación de la legitimidad de los conflictos y la necesidad de procedimientos legales para dirimirlos buscando instrumentos y mecanismos de dialogo, negociación y concertación.

La democracia es un sistema de vida donde se busca el mejoramiento progresivo social, cultural y económico de la comunidad (aunque todavía faltan aun dos elecciones mas para elegir los representantes que van a llevar a cabo esta tarea) es pertinente comprender que todos deben comprometerse para fortalecer a una ciudad riquísima en su historia y generar una mejor calidad de vida, poniéndose en juego, la voluntad moral, acción, solidaridad y responsabilidad de cada uno.

Para finalizar, deseo ver, un pueblo unido y en crecimiento luchando por causas comunes que beneficien a todos y que hagan de Vera una ciudad digna de ser vivida.

Afectuosamente.

Gerónimo Darío Fiz

D.N.I. 23.676.075

Santa Fe, 26 de mayo 2009