Bordón sería imputado como jefe de la asocación ilícita que vendía y tomaba predios rurales

Bordón sería imputado como jefe de la asocación ilícita que vendía y tomaba predios rurales

El abogado permanece detenido en Tostado a la espera de la audiencia imputativa que tendrá lugar el viernes en los Tribunales de la ciudad del noroeste provincial. Está acusado de ser el jefe de una asociación ilícita dedicada a la venta fraudulenta y tomas de predios rurales.

InfoVera tuvo acceso a las actuaciones que buscan poner coto al accionar de este grupo de violentos, que según obra en la causa habrían del fraude, las amenazas y extorsiones un modo de vida que aterró a productores rurales del norte santafesino.

Para echar luz sobre el origen de la causa y los pormenores de la misma, este portal dialogó con el abogado defensor de la empresa Río Limpio, una de las damnificadas por el entramado delictivo que funcionaba bajo el cartel de defensa de los pequeños latifundistas de la zona de los Bajos.

El Dr. Sixto González explicó que la causa se originó en 2017 cuando la empresa Río Limpio SA, de Buenos Aires, cuyo titular es Norberto Uscherof le compra los derechos y acciones posesorias respecto de un predio rural a los Clavero, que “a su vez estos Clavero ya se lo habían vendido antes a tres personas más, pero los iban a sacando a tiros a cada uno”.

El letrado verense recordó que en el mes de abril del año pasado “lo empiezan a extorsionar a mi cliente diciendo que querían más plata, le empiezan a decir que le vendieron una estancia de 10 mil hectáreas y que valía más dinero, todo por mensaje de texto”. Vale aclarar que el predio nunca fue de ellos, sino que vivían allí, indicó.

“Si no vamos a ir y te vamos a tomar de vuelta la estancia”, aseguró González que se leía en los mensajes de texto que recibía su defendido en su celular.

A todo esto, Uscheroff hizo caso omiso a los amedrentamientos porque ya les había pagado en una escribanía, “creyendo que estos se la pasaban ladrando nomás, pero en realidad mordían”, graficó.

Fue así que “en julio del año pasado tomaron el predio, fueron con armas y lo tomaron. Hicimos todos los reclamos, a raíz de los cual se hizo un allanamiento y les descubrieron armas, entonces la fiscal Bustos detuvo a los Clavero, que luego recuperaron la libertad, pero nosotros no recuperamos la posición”, o sea que la situación seguía siendo la misma, puntualizó el apoderado de la víctima.

En los meses que siguieron, “continuaron las extorsiones, amenazas de que ‘tenés que poner más plata’, de que ‘no vengas por acá por Tostado porque te vamos a hacer boleta'”, refirió.

Hasta que en noviembre de 2017, “volvieron a tomar la estancia, había unos peones ahí y los sacaron a punta de pistola. Nosotros seguimos con la denuncias pero las amenazas no cesaban; es más, Bordón mismo le mandaba mensajes que si ‘ponés la plata que yo quiero te devuelvo la estancia’, así, abiertamente”, precisó González, que citó que “hasta inclusive lo citó a reunirse en una estación de servicios, pero Uscheroff decidió mantenerse en su postura de no darles más dinero”.

Respecto del accionar de la banda, Sixto González develó que “Bordón iba y tomaba estancias vacías, te vendía los derechos posesorios y al tiempo venía y te sacaba él mismo”. “Bordón iba y tomaba los campos, pero iba en persona, no es que los mandaba a los otros, él ponía la cara con un revólver en la mano y junto con los Clavero”, aseveró.

El miércoles la fiscal Sonia Bustos decidió detener al abogado Bordón y a dos hombres de apellido de Clavero. “Bordón era el gran pensador de toda la maniobra y los otros gente que iba al frente. Él además, los defendía en las audiencias”, finalizó González, que destacó la labor de la fiscal del caso y anticipó que requerirá prisión preventiva para los tres detenidos en la audiencia de medida cautelar que se realizará el sábado próximo.