Conmovedor: su dueño falleció en un sanatorio pero lo seguía esperando afuera un mes después

Conmovedor: su dueño falleció en un sanatorio pero lo seguía esperando afuera un mes después

Un perro conmovió a todos en Reconquista. Su fidelidad y amor no tuvieron límites.

Acompañó a su dueño hasta la entrada del Sanatorio Reconquista, donde el hombre fue internado en la sala de terapia intensiva, para con el correr de los días y el agravamiento de las condiciones de su salud, fallecer irremediablemente.

Pero este mantonegro se quedó con la última imagen de su protector y durante un mes siguió esperando en la puerta de ingreso al nosocomio privado que volviera. Así, cuando los pacientes entraba al lugar, él pugnaba por meterse para buscarlo.

Asustado y a veces corrido por la gente que no sabía de sus pesares, quedó a la deriva hasta que un alma caritativa se apiadó de su destino y lo puso en adopción en la red social Facebook.

“Un lugarcito para él, anda desorientado y muy asustado, adoptar es maravilloso, por favor ayúdenme a encontrar a alguien que lo cuide y le dé cariño”, rogó Laura M. en su muro, consternada por la triste realidad que vivía este perro. Otra persona contó que anduvo por la terminal donde un hombre le armó una cuchita y le dio comida, pero “al día siguiente estaba de nuevo en el sanatorio. Lo reconocí por un cicatriz arriba del ojo”.

Enzo Dean, trabajador del sanatorio, se ofreció enseguida para adoptarlo – en un gesto de gran solidaridad – por lo que ya hoy el fiel can tiene un nuevo hogar. Recompensa merecida para quien con su incondicional acción nos dejó una lección de amor y lealtad emocionante.