“No queremos una Constitución a medida del gobernador Lifschitz”

“No queremos una Constitución a medida del gobernador Lifschitz”

El jueves 5 de abril de 2018, en la ciudad de Villa Ocampo, se reunió por segunda vez la Mesa de Concejales Justicialistas del Departamento General Obligado.

En esta oportunidad, tomando postura sobre dos temas de actualidad y trascendencia para la Provincia y reforzando el compromiso de trabajar en conjunto desde los Concejos Municipales del Departamento, se debatió sobre el tarifazo en el servicio de energía eléctrica y la reforma de la Constitución Provincial.-

Sobre el aumento desmedido del costo del servicio de energía eléctrica, los concejales propusieron declarar la emergencia tarifaria y solicitar a la Empresa Provincial de la Energía y a la Secretaría de Estado de la Energía de la Provincia de Santa Fe que: “retrotraigan las tarifas de los servicios de energía a noviembre del año 2017, que fijen como tope máximo de actualización de los cuadros tarifarios para el corriente año la pauta inflacionaria establecida en el actual presupuesto provincial (17%), y que se suspendan de manera inmediata los cortes por falta de pago por 60 días”.

Además, se dispuso instar “al Gobierno de la Provincia de Santa Fe, a la Empresa Provincial de la Energía, y al Defensor del Pueblo a que reclamen e impugnen por medio de las acciones judiciales pertinentes, la política de retiro de subsidios en materia de energía eléctrica por parte del Estado Nacional”. También se analizaron otras propuestas de trabajo que involucran a los vecinos e instituciones de las diferentes localidades.-

Respecto de la reforma constitucional, la Mesa manifestó que es necesaria. No obstante, los concejales no coinciden con la premura y liviandad con la que se aborda el tema desde diversos sectores políticos y sobre todo, desde la actual gestión provincial. La Mesa considera que se están haciendo primar intereses electorales, partidarios e incluso individuales del gobernador y otros funcionarios provinciales por sobre el interés de la sociedad santafesina en su conjunto.

Los ediles estimaron que la Reforma de la Constitución de la Provincia debe traducirse en una mejora en la calidad de vida de los santafesinos, que requiere un debate profundo de todas las cuestiones involucradas, que no hay que apurar conclusiones en temas de vital importancia como la distribución de los recursos, las divisiones administrativas del territorio, las instituciones que resguardan y defienden los derechos de los ciudadanos, entre otros. “Estamos a favor de la reforma, pero no queremos una Constitución a medida del Gobernador Lifschitz, queremos que se discuta una Constitución que rija a generaciones de santafesinos”.