El sargento Mercado recuperó la libertad

Un sargento de policía quien desde hace un mes se desempeñaba como jefe de la Dirección General de Seguridad Rural (Los Pumas), delegación Constituyentes, recuperó la libertad ayer, tras ser imputado como probable autor de los delitos de “extorsión”; “tentativa de extorsión” y “tenencia de arma de fuego de uso civil”.

El involucrado, identificado como Alejandro David Mercado, escuchó los cargos que pesan en su contra, este miércoles al mediodía en la audiencia imputativa que se realizó en los tribunales locales.

La acusación fue formulada por el fiscal de Violencia Institucional, Ezequiel Hérnandez, ante la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Susana Luna. la defensa de Mercado estuvo a cargo del abogado particular Martín Durando, quien solicitó la libertad para su pupilo, a condición de que éste se ajuste a un régimen de alternativas a la prisión preventiva.

Lechones y caballos

Según se supo los hechos que se ventilaron en los tribunales ocurrieron recientemente y fueron cometidos en perjuicio de un productor de la zona de Constituyentes, localidad ubicada entre Laguna Paiva y Arroyo Aguiar, a la vera de la ruta provincial N° 2.

La secuencia se inició el feriado del lunes 2 de abril, cuando el personal policial retuvo una jaula con cerdos y caballos que estaban siendo trasladados sin la documentación correspondiente (DTA).

En dicha oportunidad el uniformado habría solicitado $ 3.000 a cambio de que el productor pudiera continuar viaje con los porcinos, cuya cantidad no fue especificada. En ese caso el infractor accedió a cubrir el monto solicitado y concretó el pago al otro día, por lo que para la fiscalía quedaría configurado de ese modo el delito de extorsión.

Pero no todo terminó allí porque dos días después, el 5 de abril, el sargento Mercado habría vuelto a reclamar una suma de dinero, esta vez mayor, para la devolución de los caballos.

Entrega controlada

En este caso la víctima no sólo que no accedió -le pedían $ 8.000-, sino que además dio cuenta de lo que estaba sucediendo a las autoridades, por lo que se inició una investigación que llevó adelante personal de la Dirección de Asuntos Internos Zona centro-norte.

Por las características fue impuesto del caso el fiscal de Violencia Institucional, Hernández, quien coordinó con la supuesta víctima y Asuntos Internos, la realización de una entrega controlada. Entonces el denunciante se comunicó con el jefe policial, retomó la negociación cortada días antes y coordinaron un encuentro en zona de campo para concretar el pago.

Finalmente, una semana después -el lunes 9 de abril-, el policía fue interceptado en la ruta 2, cuando circulaba a bordo de un automóvil particular, en cuyo baúl llevaba una carabina que no contaba con la documentación correspondiente.

Quedó libre

Durante la audiencia de ayer el fiscal Hernández iba camino a pedir tratamiento de la cautelar para el viernes, sin embargo, la defensa formuló un planteo que a la postre fue atendido por la jueza Luna, que le concedió la libertad a Mercado, para que continúe el proceso en libertad.

Para la defensa, los hechos atribuidos al policía encuadrarían en un caso de “cohecho” y no “extorsión”, por lo que cabría la posibilidad de tramitar la causa en libertad. Por ende, el Dr. Durando propuso alternativas a la privación de la libertad, a las que el imputado deberá ajustarse y cumplir para evitar volver a prisión.

Fuente: El Litoral