Empleados públicos provinciales recibirán un aumento para compensar la inflación

25/01/18  // 
Lifschitz
Lifschitz

El gobernador Lifschitz dijo que se aplicará con los sueldos de enero y que rondará el 1,1 por ciento. Es por la diferencia entre la suba que recibieron en 2017 y la inflación que midió el Ipec, que fue del 26,1 por ciento.

Los estatales santafesinos recibirán en el sueldo de enero un aumento del 1,1 por ciento que compensará la diferencia entre la suba que recibieron en 2017, que fue de 25 por ciento, y la inflación anual que midió el Instituto Provincial de Estadísticas y Censo (Ipec), que dio 26,1%.

Así lo confirmó el gobernador Miguel Lifschitz, que en diálogo con el programa Radiópolis de Radio 2, que mencionó entre los “datos preocupantes” de la economía el hecho de que a pesar de que fue una de sus promesas de campaña, el gobierno de Mauricio Macri no consigue bajar la inflación.

El aumento del 1,1 por ciento de enero es por la cláusula gatillo incluida en las paritarias de 2017 que determina una suba automática por la diferencia entre el porcentaje otorgado y la inflación real.

Además, el gobernador dijo que el cobro de la deuda que la Nación tiene con la provincia por coparticipación no está atado al pago o no del pacto fiscal que en febrero, en extraordinarias, debería ser tratado por las Legislatura en en sesiones extraordinarias.

“Nosotros tenemos un fallo firme de la Corte Suprema por lo cual no hay condicionante para poder cobrar esa deuda. Es una obligación del gobierno nacional. Lo que hacía el pacto fiscal era un compromiso para tenerlo resuelto el 31 de marzo. Pero el fallo está firme aunque se caiga el acuerdo”, reafirmó.

Además, el mandatario se mostró conforme con la reunión que tuvo este miércoles en Buenos Aires con la ministra Patricia Bullrich para coordinar estrategias de seguridad y dijo que uno de los principales temas analizados es la necesidad de reforzar “el rol y la presencia” de la Justicia federal “para avanzar sobre el narcotráfico y desarticularlo”.

En ese sentido, habló de “reforzar la estructura de funcionarios e investigativa de la Justicia federal en la región. La estructura con la que cuenta es mínima como para atender la creciente cantidad de causas que hay”.

Además, defendió el plan de seguridad en conjunto y si bien admitió un repunte de la violencia en enero, manifestó que si “se lo mira a mediano plazo los índices son positivos con tendencia a la baja”.

Sobre la detención de Alan Funes, fue moderado: consideró que seguramente va a atemperar el foco de violencia que había generado entre las bandas de los Funes y los Caminos, pero no soluciona el problema general porque hay otras bandas operando, que son las que se busca combatir ahora con el trabajo conjunto entre fuerzas nacionales y provinciales.

A %d blogueros les gusta esto: