Romina murió de ACV hemorrágico y edema pulmonar

Romina murió de ACV hemorrágico y edema pulmonar

Romina murió de ACV hemorrágico y edema pulmonar. Eso quedó esclarecido en la autopsia que se realizó en la tarde de hoy.

Fuentes cercanas a la familia dejaron trascender que sufría de hipertensión y que no se cuidaba lo suficiente.