Lacava, a 3 años de la muerte: “Honró la política y la gestión”

Lacava, a 3 años de la muerte: “Honró la política y la gestión”
Hace tres años nos dejaba el amigo y compañero Jorge Alberto Obeid.

Por Mario Lacava -Diputado provincial PJ

Seguramente pasarán los años y el “Turco” Obeid será recordado siempre como un político decente que no robó, que no se sirvió de la política sino que sirvió a ella y que hizo de la transparencia y la eficiente gestión de gobierno, un objetivo permanente de su militancia y acción política.

Obeid entendía la política como el ejercicio de la acción transformadora para que las sociedades progresen y la gente viva cada día mejor. Fiel y coherente con ese pensamiento, se desempeñó bajo esas premisas todos los años que le tocó gobernar la Ciudad y la Provincia de Santa Fe

Obeid consideraba que toda acción transformadora debia estar presidida y guiada por una doctrina y principios transfrmadores. Por eso abrazó el justicialismo durante toda su vida, entendiendo que allí estaban los fundamentos, las bases y banderas que permitieran mejorar la sociedad y lograr las transformaciones necesarias para lograr una mayor igualdad, inclusión social y oportunidades para todos de mejoramiento personal y familiar, en el marco de una sociedad socialmente integrada y  justa, económicamente libre y políticamente soberana.
Fue uno de los mejores gobernadores, para muchos  el mejor, que tuvo la Provincia de Santa Fe.

Durante dos períodos su acción de gobierno estuvo dirigida a  apuntalar desde el Estado el desarrollo económico productivo y la creación de empleo; la inclusión social; la integración territorial provincial y el fortalecimiento Institucional.
Practicó para ello un fuerte liderazgo basado en el dialogo, la persuasión y la apertura política y la descentralización de la administración y los recursos en los territorios, municipios y comunas y entidades intermedias sociales de la Comunidad Organizada.
Fue un político moderno que creyó en la necesidad de un Estado fuerte, capàz de intervenir en la economía para promover el desarrollo productivo con políticas activas y para lo cual era indispensable tener recursos genuinos, administrados con decencia y austeridad y gastados en prioridades y obras que le lleguen a la gente. Y asi lo hizo en la municipalidad de Santa Fe y en sus dos gestiones de gobierno provincial, producto de lo cual quedan como testimonios los superávit fiscales que, sin endeudamientos ni aumentos de impuestos, permitieron la ejecución de una extraordinaria obra pùblica en caminos, puentes, puertos, en parques industriales e infraestructura en general diseminados en todo el territorio provincial,  que  atrajeron las inversiones productivas a radicarse y a generar empleos en una Provincia confiable y  decentemente administrada.
Obeid repetía hasta el cansancio que la inclusión social venia de la mano de la generación de empleo, el trabajo y el desarrollo econòmico productivo, promovido y acompañado desde un Estado activo fuerte, austero y bien administrado.

Su acción de gobierno fuè una demostración clara, coherente y contundente de ello.
Se fue de este mundo cuando todavía podía y tenía mucho por dar y hacer desde la acción política transformadora que tanto amo y practicò durante toda su vida
Para su familia, para quienes lo acompañamos en la política y en los gobiernos, para los militantes del justicialismo en general y también para aquellos que desde distintos ámbitos partidarios y sociales han valorado y reconocido a este dirigente singular, nos deja un ejemplo y un legado a respetar y cumplir.

Aquel “No robar, no mentir y no holgazanear” que guió  su acción y gestión pública desde que se hizo cargo de la Intendencia de la ciudad de Santa Fe, es y será una consigna a respetar por quienes lo quisimos y recordamos tanto.
Dr. Mario Alfredo Lacava