El Obispado fijó las prioridades pastorales para la diócesis

El Obispado fijó las prioridades pastorales para la diócesis

El sábado 31 de octubre pasado, en las instalaciones del Colegio Zuviría de Avellaneda, se llevó a cabo la Asamblea Diocesana.

En la misma, que se vino preparando en las distintas parroquias, movimientos e instituciones durante estos dos últimos años, se consensuaron las prioridades pastorales para el próximo trienio 2016-2018. Dichas prioridades son las siguientes:

– La familia, con sus diferentes realidades, atendiendo especialmente a los niños y ancianos.
– Los jóvenes, especialmente los que están en riesgo y en búsqueda del sentido de sus vidas.
– Los pobres, en sus distintos aspectos (material, moral, espiritual, etc.).

En la misa de clausura de la Asamblea, el obispo diocesano Ángel José Macín confirmó estas líneas y encomendó al Consejo Diocesano de Pastoral la tarea de sistematizar las líneas de acción que también se trabajaron previamente, y que ayudarán a concretar estas prioridades.

Todo esto forma parte de la planificación pastoral que se está llevando a cabo, para impulsar la misión y la pastoral orgánica de una “Iglesia en salida” y será solemnemente proclamado en la solemnidad de la Inmaculada Concepción, patrona de la Iglesia Catedral de Reconquista.