El gobierno de la provincia aumentó las asignaciones familiares en un 30 por ciento

El gobierno de la provincia aumentó las asignaciones familiares en un 30 por ciento

Con los haberes de agosto. La asignación por prenatal pasará de $200 a $260; por hijo de $200 a $260; por hijo incapacitado de $800 a $1.040; y la asignación por cónyuge de $30 a $40.

El gobierno de la provincia anunció esta mañana un incremento del 30 por ciento en las asignaciones familiares universales que perciben los trabajadores públicos, a partir de agosto. La medida, que fue anunciada esta mañana por el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, significa una inversión provincial cercana a los 32 millones de pesos en lo que resta del año.

“Por decisión del gobernador Antonio Bonfatti, porque así lo prevé la ley que rige a las asignaciones familiares, con los haberes correspondientes al mes de agosto la asignación que hoy paga la provincia por prenatal pasará de 200 a 260 pesos; de 200 a 260 pesos por hijo; de 800 a 1.040 pesos por hijo incapacitado; y de 30 a 40 pesos por cónyuge”, comenzó por señalar Galassi, luego de recordar que en estos días se cumple un año del último aumento otorgado bajo ese concepto.

“Con esta medida estamos beneficiando a alrededor de 100.000 hijos de trabajadores públicos y a más de 20 mil cónyuges”, agregó el titular del Ministerio de Gobierno, quien además recordó que “este mes se completa el último tramo de la política salarial, de un 7 por ciento promedio, acordada en el mes de marzo, con lo cual seguimos contribuyendo a preservar el ingreso de los trabajadores públicos”.

En cuanto al incremento, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado precisó que “surgió de hacer un análisis de lo que ha sido el proceso inflacionario en el país. De esta manera, el gobernador vuelve a aplicar, con un criterio justo y atendiendo la realidad, un porcentaje de actualización cercano al promedio de recomposición salarial que dimos a comienzos de año”.

En la oportunidad, el titular de Gobierno también destacó “el carácter universal de las asignaciones –sin escalas o topes salariales–, es decir que no se establecen categorías como las que existen en el régimen nacional. Con esta decisión, y en base al promedio de salarios que tienen los trabajadores públicos en la provincia, un 63 por ciento va a cobrar el doble de lo que les correspondería si aplicáramos la escala a nivel nacional (de 132 pesos o nada si supera el tope del salario por grupo familiar)”, agregó.

En el caso de las asignaciones familiares a nivel nacional, se incluyen topes y escalas de grupo familiar (sólo se abona hasta los 30.000 pesos por grupo familiar); mientras que en la provincia, todos los trabajadores públicos perciben las asignaciones familiares sin topes ni escalas.