Política de alto voltaje

24/03/13  // 
Binner 1
Binner 1

Hermes Binner sigue convencido que el peronismo quiere desestabilizar al gobierno del Frente en Santa Fe, y ante la pregunta de nuestro Diario sobre las evidencias para semejante afirmación se remitió a los dichos del presidente del Partido Justicialista José Luis Freyre cuando deslizó al estallar el caso Tognoli que por mucho menos habían intervenido Santiago Del Estero.

El líder del FAP que este sábado lanzó su campaña 2013 en esta capital, ante otra requisitoria nuestra afirmó que precisamente el ex jefe de Policía de la Provincia Hugo Tognoli (actualmente detenido y con auto de procesamiento) “esta donde debe estar: en manos de la justicia”, a la vez que utilizó las declaraciones de Agustín Rossi quien señaló que Tognoli “es la punta del iceberg” de algo seguramente mas tremebundo, enfatizando que “ojalá sea la punta del iceberg, así sabremos cómo llega la droga a la Provincia de Santa Fe y quienes la protegen”.

Los nueve capitostes del Frente Amplio Progresista coincidieron en el emblemático Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral en que el socialismo gobernante en Santa Fe, “junto a otros seis Partidos en el FPCyS” rescató Bonfatti en la bienvenida, es víctima de una campaña de desprestigio por parte del gobierno central; “vamos a resistir con la gente, gritó el enfático cordobés Luis Juez, no les va a salir gratis ir por Santa Fe”. Stolbizer, Juez, Lozano, De Gennaro, Tumini y otros cerraron filas en defensa de su estandarte para el 2015.

Binner recibió la bendición para ser el candidato natural a Presidente de la Nación del FAP en el 2015 en el reducto radical por excelencia luego del Comité Provincia: la UNL; ¿un guiño para la futura integración del radicalismo al FAP?: “hace falta seguir conversando”, nos guió el entusiasmado doble candidato: a diputado nacional en octubre próximo y a Presidente en el 2015.

La enjundia de los discursos en contra del proyecto oficial de “re-reelección presidencial “si les sale bien el turno electoral de octubre” señalaron, avizora un panorama de tremenda conflictividad política en la Argentina de los próximos meses, aventurado por Humberto Tumini cuando pronosticó que “el resultado de esta elección va a marcar el futuro de la Argentina”.

Fronteras adentro, el balcanizado peronismo sólo conjuga una etérea coincidencia al momento de arremeter contra el socialismo que se proyecta nacionalmente a través de Binner apuntando los misiles hacia lo que consideran su lineal ineficacia a la hora de gobernar que, al decir de Bonfatti ante los socios grandes del FAP es contrarrestado con el “afecto y el cariño de la gente por la calle”, planes estratégicos de gobierno y decisiones históricas como los cambios en los procesos judiciales y las reformas en las fuerzas de seguridad.

Los desacoples inclusive dentro del propio FPV son mas que evidentes: mientras por un lado el influyente dirigente Luis D`Elia se atribuye el insólito mérito de impedir la llegada del Papa Francisco a suelo patrio antes de las traumáticas elecciones del 27 de octubre, los concejales rosarinos Superman y López que responden al jefe de los diputados nacionales kirchneristas Agustín Rossi, invitaron al Sumo Pontífice para que visite Rosario tres semanas antes: el 7 de Octubre, Día de la Virgen del Rosario.

Las zancadillas políticas no son patrimonio sólo de los peronistas; aún nadie pudo descifrar la oblicua jugada de los diputados radicales (con el silencio casi cómplice de los tres socialistas) durante el tratamiento del presupuesto 2013, intentando carcomerles la billetera a sus correligionarios del senado al proponer la supresión del Fondo de Fortalecimiento Institucional de 144 mil pesos extras mensuales, incorporado de manera unánime en el proyecto cuando pasó por el riguroso filtro senatorial, “eje de la gobernabilidad” entendida y atendida por el Poder Ejecutivo.

Finalmente Luis Rubeo (una vez mas) “muñequeó” la última sesión de diputados, (tras la ratificación de sus modificaciones por unanimidad en un minuto quince segundos de los 19 senadores), para que la sangre no llegare al Río y el Poder Ejecutivo tenga su Ley de Presupuesto general de gastos y cálculo de recursos 2013. Y no todos felices.

Los tiempos, como en las generalizadas películas 3D, se les vienen encima a los políticos; y no pocos manotearán en el aire creyendo agarrar las imágenes. Bonfatti ya tiene expedito el camino parlamentario para convocar a la compulsa provincial conjuntamente con la nacional: el 11 de agosto las primarias y 27 de octubre generales, con cierre de listas a mediados de junio. Al límite mismo de la violación de la norma sobre los tiempos de campaña, algunos candidatos ya comenzaron con la cartelería y las pintadas anunciando futuras postulaciones que en muchos casos tienen como finalidad despertar las intrigas partidarias y forzar negociaciones.

Minados senderos por los que deberemos atravesar quienes describimos la paisajística política con honestidad profesional. Nunca estaremos exentos de pisar mal, como por ejemplo cuando señalamos que Jorge Obeid había autorizado a sus delfines Mario Lacava y Juan C. Forconi a comer un asado hace unas semanas con el jefe de gabinete de Scioli Alberto Pérez, cuando en verdad la reunión (y no con Pérez, sino allegados) fue el año pasado antes del armado de unidad en el PJ local.

De la misma manera se prestó a paranoicas interpretaciones y picarescas intencionalidades nuestra descripción de hace una semana sobre la posibilidad de que el PDP se alejara del FPCyS desconforme con el quinto – o sexto – lugar que le cabría en la futura lista nacional, dejando con ello expedita la discusión legal si un nuevo frente se vería compelido a insertar una mujer en el segundo lugar de la grilla, rompiendo con ello el uno-dos Binner Barletta. El expediente político en torno de este tema aún no se cerró y hasta podríamos llegar a pensar en genealogía tangera que contribuimos inconscientemente a “avivar giles”.

Mucho se especula ilusoriamente con la unidad del peronismo; un verdadero oxímoron a la luz de los hechos. Cuentan entre las mesas de café que lo más cercano a un acuerdo que estarían dos personajes de la talla de Rossi y Obeid sería la inclusión del “gringo” Forconi (cuyo mandato como diputado nacional finaliza este año) en segundo lugar en la lista del FPV del “chivo”. ¿Habrá otra lista encabezada por el diligente Alejandro Ramos que los obligue a competir en primarias K?.

El plan B es que todos vayan por afuera con colectoras que no necesariamente le sumarían incondicionales manos levantadas a la Presidente en el futuro Congreso: Rossi, Ramos, Oscar “Cachi” Martínez con su rebelde 100% Santafesino (¿en alianza con Salomón?); o precisamente el propio Osvaldo Salomón (hoy único exponente del peronismo “no K”), exultante tras el apoyo recibido por el gobernador cordobés De la Sota (quien calificó al socialismo como un “kirchnerismo con buenos modales”) que lo acompañó este sábado en Rosario en una conferencia de prensa y posterior acto sentándolo políticamente junto a Roberto Lavagna, Hugo Moyano, Jorge Busti y el sciolismo con el cual tejen acuerdos subterráneos por ahora.

¿Qué harán los seis senadores que ya formaron el bloque La Juan Domingo?. Hoy, dicen, están enfrascados en evitar que el FPCyS le fagocite alguna comuna o mayoría legislativa en sus ciudades, mientras otean el horizonte hasta recibir instrucciones de La Plata para aventurarse mar adentro en el armado de una grilla de candidatos a diputados nacionales sciolista. Salomón se esperanza en ser el elegido si el sexteto senatorial no recibe órdenes de Daniel Scioli de armar con candidatos propios.

Miguel Torres del Sel en su fuero íntimo, más allá de sus convicciones y expectativas, por las dudas seguramente ansía que nadie del peronismo no kirchnerista salga al ruedo, porque serían votos que se alejarían de su redil.

¿Será por todo esto que el dólar no para de trepar?.

Por Darío H. Schueri – SM desde Santa Fe