Fabbroni habló de desafíos y dijo que “Vera necesita de todos nosotros”

23/06/12  // 
R. Fabbroni al momento de pronunciar su discurso
R. Fabbroni al momento de pronunciar su discurso

El intendente fue el único orador el acto aniversario. Refrendó los orígenes de la ciudad. A pesar de los éxodos destacó que Vera creció un 20%. Por el tema tránsito, reclamó aportes conjuntos de toda la comunidad. Subrayó el esfuerzo del comercio por mejorar y renovar la ciudad. Cloacas y terminal.

Reynaldo Fabbroni entonó con habitual aplomo el mensaje oficial por el 120 aniversario de la fundación de Vera. En tono pausado, reflexivo, el jefe político de la ciudad desgranó uno a uno los párrafos de su discurso que dividió en una primera parte historicista, con fuerte refrenda de los orígenes comunitarios y posterior análisis de la transformación socio-económica que cristalizó en la actual sociedad.

De entrada, el intendente ponderó la “presencia de todos los actores que conforman nuestra comunidad porque hoy es el cumpleaños de nuestra ciudad, de todos y cada uno de nosotros. Especialmente, este que es el número 120 porque es una década más de vida de nuestra ciudad, y así como las personas cuando cumplimos una década más de vida no detenemos a reflexionar, de la misma manera como comunidad es necesario hacer algunas consideraciones de nuestro pasado, presente y futuro”.

Idiosincrasia

De nuestro pasado – precisó – porque explica “de donde venimos, nuestra manera de ser e idiosincrasia. Venimos de una comunidad que creció a la vera del Ferrocarril, como prestadora de servicios de una gran área de influencia de una compañía como La Forestal”.

Ese fue nuestro origen, con mucha gente de paso que vivía esporádicamente en nuestra ciudad, lo que forjó en nosotros un “espíritu abierto, cosmopolita, de buena acogida al forastero algo que todavía hoy conservamos como comunidad”, puso de relieve.

Sobre ese punto, profundizó asegurando que “somos diferentes a la mayoría de las poblaciones que nos rodean porque nuestro origen es diferente, porque fue diferente el móvil que los aglutinó para conformar las distintas comunidades”.

Ferrocarril y Forestal

Pero esas razones que nos nuclearon y dieron origen a esta comunidad, el Ferrocarril y La Forestal, ya no están, puntualizó. Se fueron apagando lentamente y fueron paulatinamente, reemplazadas por actividades como la ganadería, la explotación forestal y los servicios comerciales, etc., “ya a un área más chica y empobrecida que no alcanzaban a suplirlos y no colmaban las expectativas de quienes habían vivido la época de esplendor”, rememoró.

“Y fue así que sufrimos continuos éxodos de nuestros habitantes. Todos tenemos algún amigo o familiar que ya no están en Vera y que se fueron en busca de su destino. Y aquí estamos ahora lo que nos quedamos, lo que creemos que en Vera hay mucho por hacer y que Vera es un buen lugar para vivir”, enfatizó.

Desafíos

A pesar de los éxodos – sostuvo – somos más, según el último censo en la última década “crecimos un 20% en nuestra ciudad y eso nos crea nuevos desafíos como mayor demanda de viviendas, de puestos de trabajo”, y otros que no parecen de tanta importancia que están relacionados no solo con lo demográfico sino a “cambios de hábito o de estándares de vida en general del país y el mundo”.

Tránsito

Se valió de esa introducción para mencionar unos de los temas de candente actualidad en Vera: el tránsito. Hoy tenemos, debido a los factores expuestos, “muchísimos más autos y motos que hace solo 20 o 30 años no estaban y nuestras calles son prácticamente las mismas, lo cual hace que tengamos un tránsito mucho más concentrado, más trabado, más peligroso”, advirtió.

Afirmó que eso requiere que transitemos con “más cuidado, precaución, más despacio, que respetemos las reglas; los inspectores no son nuestros enemigos, no están cuidando. Este no es un tema menor porque “nos puede costar la vida o malograr la de otros..

También requiere este desafío que tengamos mejores calles, que pavimentemos, que iluminemos, que bacheemos, que señalicemos, que coloquemos semáforos; esto como autoridades municipales es una meta que tenemos trazada y hacemos en forma continua. Pero como comunidad, como ciudadanos, el aporte lo tenemos que hacer todos”.

Cloacas, comercio y terminal

Otro desafío que nos trae el crecimiento es la necesidad de servicios básicos como las cloacas para lo cual presentamos un proyecto y conseguimos un subsidio para parte de los materiales, indicó, en tanto anunció que “en julio comenzaremos con esa obra que abarcará casi dos mil viviendas de nuestra ciudad en su primera etapa. Y aquí también es importante, crucial, el aporte de los beneficiarios”.

Otro hecho importante que cabe destacar es el del comercio de nuestra ciudad, brindando más y mejores servicios a la vez de puestos de trabajo y con el agregado de locales comerciales de locales comerciales de buena arquitectura que sumados a la obra pública “cambian la cara de nuestra ciudad” y que nos trae otro desafío, el de “contar con una terminal de colectivos que sea una digna puerta de entrada para nuestra ciudad, para brindarle mejor servicio a quienes desde nuestra zona de influencia vienen en busca de bienes y servicios, para los que viajan a diario para trabajar o estudiar”.

Progreso 

En la parte final, Fabbroni arengó a la comunidad verense: “Hoy es nuestro día y lo festejaremos mostrando parte de lo que hacemos, de nuestro acerbo cultural, con la feria de pequeños productores, que todas las semanas se congrega aquí en nuestra ciudad, y que hoy tienen la visita de feriantes de la región. Con la muestra de los talleres culturales municipales, con los artesanos, con grupos musicales de nuestra ciudad, y por supuesto, con la actuación de las batucadas de nuestras comparsas que muestran lo que es nuestro principal evento cultural que es el Carnaval”.

Orgullosos, hoy presentamos esta Bandera a la sociedad que es la Bandera de nuestra ciudad, de “todos los verenses, no de una gestión ni de la Municipalidad. Para que nos identifique como Enseña ya sea en encuentros deportivos, culturales, fuera de nuestra ciudad, y también en actos oficiales donde podrán portarla los colegios”.

“Vera necesita de todos nosotros”, por supuesto que la mayor obligación es de quienes tenemos la responsabilidad de gobernar y administrar pero “el progreso depende de todos, de que sumemos nuestros esfuerzos y así será posible un futuro venturoso”, concluyó.